Cantabristas reformará el Estatuto de Autonomía para ampliar el autogobierno y proteger los símbolos identitarios

Cantabristas propone reformar el Estatuto de Autonomía, incrementando las competencias de Cantabria para "avanzar hacia un mayor autogobierno" y proteger los símbolos identitarios.

El punto central de la modificación que proponen es el reconocimiento del derecho a constituir el Ámbito Socioeconómico Cántabro, que, mediante el desarrollo de un modelo financiero y fiscal propio y la creación de un marco propio de relaciones laborales, promueva el progreso económico y social.

"Un nuevo modelo de desarrollo, sostenible y basado en la igualdad y la solidaridad, precisa de medidas valientes y e ir más allá del actual Estatuto de Autonomía para Cantabria", señalan en un comunicado.

Por otro lado, desde Cantabristas proponen la instauración del Lábaru como bandera oficial y el establecimiento del 28 de julio como Día de Cantabria.

Al tener nuestra Comunidad "una historia, tradiciones, cultura, formas organizativas, economía y, sobre todo, una conciencia colectiva de estos vínculos", la formación soberanista propone también que en el Estatuto de Autonomía figure el reconocimiento de Cantabria como nacionalidad histórica.

Otras medidas que llevan en su programa de 341 puntos "elaborados desde y para Cantabria" es el reconocimiento del derecho de la población cántabra a "organizarse, participar y tomar decisiones vinculantes a través de instituciones tradicionales de democracia directa" como los Concejos Abiertos.

La eliminación de la limitación a su juicio "antidemocrática" del 5% para acceder al Parlamento es otra de sus propuestas, procedente de los puntos comunes que los movimientos sociales cántabros elaboraron mediante la coordinadora Cantabria No Se Vende.

En concordancia con estos puntos, Cantabristas también recoge en su programa la inclusión en el Estatuto de Autonomía de una mención a la modalidad lingüística cántabra en la que se especifique que gozará de protección institucional.