martes. 05.07.2022

El director general de la empresa cántabra Vitrinor, dedicada a la fabricación de menaje para cocina, Fernando Garay, ha confirmado que "de momento" sus pedidos para Argelia continúan paralizados, ya que su distribuidor no ha tenido noticia alguna de que se hayan retomado las transferencias bancarias necesarias para operar en el país norteafricano.

El pasado jueves, Vitronor dio a conocer que había visto cancelados pedidos por valor de unos 200.000 euros tras la decisión de las autoridades argelinas de suspender el tratado de amistad y las relaciones comerciales con España, anuncio que fue rectificado apenas un día después.

En declaraciones a Europa Press Televisión, Garay ha señalado que estos pedidos todavía se encuentran en "standby", es decir, "paralizados" hasta que se aclare "definitivamente cuál es la situación actual, que de momento es la misma que el jueves".

Según ha explicado, su distribuidor les ha comunicado que la prensa argelina no se ha hecho "eco" de la normalización de las relaciones anunciada por su gobierno, y tampoco ha recibido ningún tipo de comunicación oficial anunciando la vuelta a la normalidad.

"'El minuto y resultado' que tenemos es que, de momento, la situación sigue paralizada. (El distribuidor) no ha tenido noticia de que se retomen las transferencias bancarias y, por lo tanto, ahora mismo no se pueden cursar esos pedidos que estaban emitidos hace ya unos meses", ha enfatizado.

Garay ha precisado que hablan "a diario" con sus responsables, -"el sábado y domingo también lo hicimos"-, para conocer las últimas novedades al respecto, sin que de momento se haya producido alguna.

El director general de Vitrinor no cree que su empresa vaya a tener problemas de pago por parte de esta empresa de distribución argelina, a la que ha alabado por su seriedad y profesionalidad. "Valoran mucho nuestro producto", ha añadido.

No obstante, ha lamentado que no van a poder trabajar a corto plazo con Argelia, un mercado "razonablemente importante" para sus interes económicos. "Hay muchos competidores nuestros esperando la posibilidad para cubrir el hueco que se puede dar, y esa es la mayor amenaza, sin duda", ha sentenciado.

Garay ha recordado que Vitrinor lleva desde del año 2010 trabajando en Argelia. "Es muy, muy difícil entrar en un mercado. Nosotros exportamos a más de 50 países. Tardamos años en conseguir entrar en un país, y desafortunadamente es muy fácil perder la posición, que en este caso teníamos en este país. Desde luego en Argelia se van a seguir consumiendo sartenes, cacerolas, ollas, etcétera, etcétera y sino van desde Vitrinor y desde España pues irán desde otros proveedores", ha resaltado.

Vitrinor asegura que continúa sin poder exportar a Argelia
Comentarios