jueves. 01.12.2022

El Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (HUMV) ha mostrado a varios colegios profesionales sus "potencialidades" en la medicina personalizada y los tratamientos contra el cáncer, entre los que se encuentra la "inminente" instalación del equipo de protonterapia, que permitirá un abordaje oncológico integral y convertirá al hospital en centro de referencia nacional e internacional.

El consejero de Sanidad, Raúl Pesquera, y el gerente del HUMV, Rafael Tejido, entre otros responsables sanitarios, han explicado las principales líneas de actuación y la proyección futura del hospital a los representantes de los colegios profesionales de médicos, enfermería, fisioterapeutas, farmacéuticos y psicólogos de Cantabria, ha indicado el Ejecutivo autonómico en un comunicado.

Además, se ha realizado un recorrido programado por las instalaciones del Servicio de Oncología Radioterápica, guiados por su jefe, Pedro Prada.

La primera parada ha sido en el bunker de los aceleradores, concretamente el A de última generación, que cuenta con un sistema de radiocirugía que aplica un haz de tratamiento que permite tratar algunas lesiones cancerígenas en una única sesión sin cirugía, administrando dosis muy elevadas y selectivas de radiación, pero sin tratar los tejidos sanos.

Además, posibilita adaptar el haz a la forma del tumor y tratar de forma continuada lesiones que cambian de posición, por ejemplo, al ritmo de la respiración del paciente.

Los profesionales también han recorrido las instalaciones donde desde 2019 se aplica la oncotermia en tumores con peor pronóstico y que Valdecilla fue el primer hospital de España en incorporar y el primero en el mundo en practicar dentro de un servicio de radioterapia para posibilitar el tratamiento coordinado de ambas técnicas.

Según Prada, la oncotermia, que consiste en calentar el tumor a 41-43 grados centígrados, se ha demostrado "eficaz" en varios tipos de cáncer con peor pronóstico como el glioblastoma (tumor cerebral), el cáncer avanzado de recto y el de páncreas.

La siguiente parada ha tenido lugar en los quirófanos para braquiterapia, que gracias a los dos robots en funcionamiento consiguen a través de pequeños catéteres atacar al seno del tumor con dosis muy elevadas de tratamiento, siendo "muy eficaz en lesiones muy pequeñas y de difícil acceso".

Por último, el recorrido ha recalado en el bunker que albergará el acelerador para tomoterapia, que entrará en funcionamiento en Valdecilla en el primer trimestre de 2023 y será el primer aparato de estas características que se instale en el sistema público de salud.

Prada ha explicado que irradia en círculos alrededor del tumor para tratarlo íntegramente de forma longitudinal, siendo una técnica "muy eficaz" en el caso de lesiones cancerígenas de cabeza y cuello, pulmón o médula ósea.

La última parada ha sido en la zona habilitada para instalar la unidad de protonterapia, que necesita albergar dos búnqueres de gran tamaño, uno para la aceleración de partículas y otro para la aplicación del tratamiento a pacientes.

Prada ha destacado que la terapia de protones deposita muy poca energía (la dosis apropiada) en el tumor de forma muy precisa, preservando los tejidos sanos, siendo "extremadamente importante" en el tratamiento a niños cuyos órganos están aún en desarrollo.

Además, se estima que la protonterapia estaría indicada para el 18% de los tumores y cada instalación es capaz de tratar a unos 400 pacientes al año.

PRÓXIMAS INVERSIONES

En esta jornada se ha recordado la "importante" renovación de la alta tecnología sanitaria que se acometerá en los próximos meses en los centros hospitalarios de la región.

Han explicado que gracias al plan de Inversión y Renovación de la Alta Tecnología INVEAT con fondos del Sistema Nacional de Salud (SNS) se invertirán 17 millones en actualizar 19 equipos de alta tecnología, 17 de ellos en Valdecilla y dos en Sierrallana-Tres Mares.

Concretamente, en Valdecilla se renovará un acelerador lineal, dos TAC, un TAC de planificación, dos gammacámaras, tres angiógrafos vasculares, un angiógrafo neuronal, cuatro salas de hemodinámica, una resonancia magnética, un PET-TAC y una unidad de braquiterapia.

En el caso del Hospital Comarcal Sierrallana-Tres Mares, se ha incorporado una nueva unidad de resonancia magnética y renovado el TAC del Hospital Tres Mares.

Valdecilla muestra a colegios profesionales su potencial en medicina personalizada y...
Comentarios