viernes. 02.12.2022

El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, el TACRC, ha estimado el recurso interpuesto por la Federación Cántabra del Taxi contra el concurso de transporte escolar para el curso 2022-23 en la región y ha declarado nula una cláusula del pliego administrativo, ordenando la retroacción de actuaciones al momento inmediatamente anterior a la aprobación de los mismos.

Así consta en la resolución del organismo, dependiente del Ministerio de Hacienda y a la que ha tenido acceso Europa Press, según la cual el criterio "tiempo de respuesta ante incidencias en la ejecución del servicio" impugnado favorece, de forma "muy evidente e injustificada", a aquellos que presten servicio cerca de los contratos objeto de licitación, pues "suma muchos puntos" a aquellos que tienen su autorización de transporte o su servicio regular de uso general o especial ubicado a pocos kilómetros del servicio.

Según el Tribunal, "el criterio de valoración introduce una desigualdad que es desproporcionada por discriminatoria, restringiendo con ello la libre competencia y la concurrencia entre licitadores, al otorgar una ventaja competitiva a unos operadores frente a otros".

La Federación Cántabra del Taxi ha insistido, a través de un comunicado, en su petición de división de la licitación en dos lotes diferenciados, en función del número de alumnos a transportar. En concreto, uno destinado a vehículos turismo y otro para autobuses.

De esta manera, y a juicio del colectivo, "se acabaría con la constante litigiosidad en este concurso y se evitarían las adjudicaciones a dedo a través de contratos menores".

El Tribunal de Recursos Contractuales vuelve a anular el pliego del concurso de...
Comentarios