domingo. 03.07.2022

Unos 20.000 trabajadores del sector del metal en Cantabria están llamados desde hoy a una huelga indefinida que comienza a las 6.00 horas, coincidiendo con los primeros turnos, con el objetivo de "desbloquear" la negociación de un nuevo convenio colectivo.

Además, para esta primera jornada de paro se ha convocado una manifestación por las calles de Santander a partir de las 18.00 horas, que irá desde la calle Burgos hasta los Jardines de Pereda.

La huelga arranca tras terminar sin acuerdo la reunión de ayer entre los sindicatos (UGT-FICA, CCOO y USO) y la patronal Pymetal en el Organismo Regulador Extrajudicial de Conflictos Laborales (Orecla).

Tras el encuentro, los sindicatos criticaron la "nula voluntad negociadora" de la patronal, mientras que ésta señaló que la petición de incremento salarial de los representantes de los trabajadores es "absolutamente inasumible para las empresas".

Los tres sindicatos aseguraron que la actitud de Pymetal ha hecho "inevitable" una huelga "no deseada por nadie, pero necesaria para lograr un nuevo convenio colectivo digno con mejoras y sin los recortes que se han planteado".

CCOO, UGT-FICA y USO insistieron en que el paro general convocado en el sector siderometalúrgico de Cantabria "es la consecuencia de una patronal que llegó a la negociación con propuestas de por sí inasumibles que apenas se han variado hasta la reunión".

Por su parte, la patronal señaló que en la reunión de ayer mejoró su propuesta económica con el fin de evitar la huelga, pero los representantes de los trabajadores la volvieron a rechazar.

En concreto, Pymetal ofrecía un incremento salarial de un 2,1% en 2022, otro 3% en 2022 (año para el que antes proponía un 2%) y un 2,25% en 2023 y en 2024 (en este caso sin cambios respecto a la propuesta anterior), así como una revisión de dichas cantidades al término del convenio para adecuar al IPC subyacente acumulado durante los cuatro ejercicios, actualizando las tablas salariales y sin pago de atrasos a partir del 1 de enero de 2025.

Esta revisión, según destaca esta parte, supone "un incremento del 4,9% para el 2022, de conformidad con los datos conocidos de IPC subyacente a fecha de hoy".

Sin embargo, la parte sindical mantiene su petición de un 6,5% de incremento salarial para el 2021 y del IPC real en cada uno de los ejercicios siguientes. Una pretensión que Pymetal considera "absolutamente inasumible" para las empresas, pues "supondría un incremento salarial de un 8,5 por ciento para este año, de cumplirse la previsión de IPC del Banco de España".

Ante la falta de acuerdo y el próximo inicio de la huelga, Pymetal ha recomendado a todos los trabajadores que "asistan a su puesto de trabajo con total normalidad", y a los empresarios que "mantengan las puertas de sus empresas abiertas". Mientras, desde UGT, CCOO y USO han asegurado que las secciones sindicales de todas las grandes empresas del sector distribuidas por las comarcas de Cantabria ya han mostrado su "apoyo incondicional" al paro y su compromiso de vigilar que se respete el derecho fundamental de huelga en las contratas.

Los trabajadores del metal inician huelga indefinida y se concentran hoy en Santander
Comentarios