Trabajadores de empresas electrointensivas cántabras se manifiestan ante el Congreso

Manifestación en Madrid de la industria electrointensiva

Trabajadores de empresas electrointensivas de Cantabria han participado este miércoles en Madrid en la manifestación ante el Congreso de los Diputados para exigir al Gobierno central un marco estable para el consumo energético de la gran industria.

En un comunicado, el sindicato USO ha cifrado en unos 200 los trabajadores, y familiares, que se han desplazado desde Cantabria en autocar o coches particulares para asistir a esta manifestación junto a otros llegados de todas las comunidades autónomas afectadas por la última subasta eléctrica, como el País Vasco, Asturias, Galicia, Castilla y León Andalucía y Castilla La Mancha.

Ha explicado que la delegación cántabra ha estado compuesta principalmente por trabajadores y representantes sindicales de Ferroatlántica, GSW, Forging & Casting y Solvay.

Según USO, más de 2.000 personas entre delegados, trabajadores y responsables sindicales de empresas en riesgo de pérdida de empleo por el precio de la energía han participado en la protesta, convocada por la Federación de Industria del sindicato y de, se han concentrado esta mañana frente al Congreso de los Diputados convocadas por la Federación de Industria de USO y la de UGT.

El sindicato ha relatado que varios parlamentarios del Congreso se acercaron hasta los concentrados para interesarse por su problema, entre los que ha citado al diputado nacional del PSOE por Cantabria, Pedro Casares, y la 'popular' Ana Pastor, expresidenta de la Cámara Baja.

Además, los secretarios generales de las federaciones estatales de Industria de USO y UGT, Pedro Ayllón y Pedro Hojas, respectivamente, se han reunido con todos los grupos políticos del arco parlamentario y han reivindicado, especialmente a los que sostienen el actual Gobierno, que el próximo martes, 28 de enero, el Consejo de Ministros apruebe de manera urgente un nuevo Estatuto de las empresas Electrointensivas y Calorintensivas.

Ayllón ha subrayado que dicho estatuto fue "la gran promesa que iba a resolver el futuro de muchas empresas" y ha señalado que, por el momento, se mantiene en eso, en una promesa, ya que aún no se ha visto.

A su juicio, "todas las medidas para sostener el precio de la energía van tarde" pero ha confiado en que "no lleguen cuando no quede industria".

Comentarios