sábado 28/5/22

El comité de empresa de la Red Cántabra de Desarrollo Rural ha denunciado que La Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria ha comenzado a desviar los gastos de mantenimiento de los centros de interpretación a la propia Red.

Este coste, que antes asumía la Consejería que dirige Guillermo Blanco (PRC), alcanza los 50.000 euros aproximadamente, que habría que restar de la dotación de 1,4 millones de euros que este departamento ha asignado a la Red Cántabra de Desarrollo Rural.

A juicio del comité, el futuro de esta Red y de su plantilla, compuesta por 70 personas, "está cada día más en la cuerda floja", ya que este "nuevo capítulo" se suma a la "incertidumbre" creada por el pliego que regirá la actividad de los centros de interpretación, "que no acaba de salir" y que ha motivado que los trabajadores vengan protestando desde el pasado verano tras conocer los planes de la Consejería.

"Si el presupuesto ya va justo, ahora con estos 50.000 euros, que no son moco de pavo, la situación se tensa aún más. Tememos por el futuro laboral de las 70 personas que conforman la plantilla y la incertidumbre sigue planeando en el aire. ¿Hasta cuándo vamos a estar así? Queremos tener respuestas ya a todas nuestras preguntas", ha señalado en un comunicado el responsable del sector autonómico de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras (CCOO) en Cantabria, Carmelo Renedo.

El comité ha mantenido un encuentro con la junta directiva de la Red Cántabra de Desarrollo Rural para abordar esta situación y saber cómo va a repercutir en las condiciones laborales de la plantilla y en el futuro de la empresa pública, pues considera que ésta, al asumir las facturas de mantenimiento de los centros de interpretación, "se enfrenta a una situación financiera y de viabilidad complicada".

Sin embargo, Renedo ha señalado que el comité abandonó la reunión ante la actitud "prepotente, chulesca y déspota" de uno de los miembros de la directiva, Pablo Gómez, alcalde de Arenas de Iguña, que "consideró que se estaba perdiendo el tiempo".

"El alcalde de Arenas de Iguña se ha retratado, ha faltado al respeto a unos representantes de los y las trabajadoras que sólo velan por las condiciones de trabajo y el futuro laboral de la plantilla y eso es intolerable", ha denunciado el responsable de CCOO.

Así, el comité de empresa ha denunciado tanto el "despropósito de Pablo Gómez" como el "modo de hacer de la Consejería" que lidera Guillermo Blanco, que, "una vez más y de forma unilateral, ha tomado una decisión que pone en entredicho el futuro de los puestos de trabajo".

Ante esta situación, el comité va a convocar una nueva asamblea para analizar la situación el próximo lunes, 16 de mayo, a las 18.00 horas, en el Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA) de Torrelavega, y avanza que "es probable que no nos quede otra opción que volver a las movilizaciones".

"Durante la asamblea tomaremos decisiones y elaboraremos un nuevo calendario de acción tanto contra el Gobierno de Cantabria por ese oscurantismo con el pliego de condiciones como contra la directiva de la Red Cántabra, porque no vamos a consentir ese despotismo y esas faltas de respeto", ha concluido Renedo.

Trabajadores denuncian que la Consejería deriva los gastos de centros de interpretación...
Comentarios