viernes. 27.01.2023

El Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Cantabria (STEC) ha denunciado el estancamiento de la oferta pública de plazas del primer ciclo de Educación Infantil en la Comunidad Autónoma, por lo que ha pedido su ampliación, así como la ausencia de un marco regulatorio común estatal de la etapa 0-6 años.

En concreto, el STEC exige concluir la oferta pública de Infantil de dos años pues hay catorce centros públicos que no escolarizan alumnado de esta edad, para, a continuación, negociar una regulación normativa antes de empezar a extender la oferta pública de plazas escolares en las edades de 0 y 1 años.

El objetivo a medio plazo es ir completando todo el primer ciclo de Educación Infantil mediante una oferta pública de plazas escolares en centros públicos con todo su personal dependiente de la Consejería de Educación.

Así lo ha señalado el sindicato en un comunicado, en el que ha reclamado una "mayor implicación" de las instituciones autonómicas que, junto con las estatales, deben comprometerse en la creación de suficientes plazas públicas para cubrir las necesidades regionales, ha sostenido.

Según STEC, desde que en 2004 se pusieron en marcha en Cantabria las primeras aulas de Infantil de dos años, la oferta pública solamente ha progresado en este tramo de edad, escolarizando en la actualidad aproximadamente al 80% de los niños de dos años (el 87,5% de ellos en centros públicos). Sin embargo, la oferta pública de 0 y 1 años es casi inexistente, con solo 248 niños escolarizados en el curso actual en diez centros públicos, ninguno dependiente de la Consejería de Educación, sino de otras administraciones, básicamente ayuntamientos.

- Súmate: Si nos sigues en Telegram te llevamos a tu móvil la información más importante de cada día de forma sencilla y gratuita. Puedes hacerlo clicando aquí.

El sindicato quiere impulsar la consideración de toda la etapa 0-6 como educativa, y desterrar "la vieja concepción asistencial que supone el abandono de los poderes públicos de este tramo de edad, dejándolo en manos privadas (guarderías) que solamente tienen un enfoque asistencial".

Un estudio reciente realizado por la Confederación de STEs-i, a la que pertenece el STEC, constata que en todo el país existe una legislación dispar o ausencia de la misma, falta de oferta pública y de gratuidad, proliferación de plazas privadas y creciente externalización y concertación de otras, persistencia de muchos centros asistenciales sin regulación alguna, falta de implicación general de la administración autonómica (quien tiene las competencias educativas) y dejación de funciones en las administraciones locales.

A nivel laboral también se ha detectado un alto grado de feminización laboral de la etapa y diversos problemas: vigencia de convenios laborales precarios, ausencia de la consideración de personal educativo a las trabajadoras de centros reconocidos de 0-3, salarios muy bajos, etcétera.

A nivel estatal, la Confederación reivindica regulación marco general de toda la etapa 0-6 años basada en los principios de tener carácter educativo y de establecer medidas para atender gratuitamente en la red pública a toda persona que demande este servicio promoviendo la universalidad de la etapa.

"En ningún caso vemos justificado que se concierten nuevos centros de educación 0-3 años y, paulatinamente, hay que tender a ir eliminando los conciertos previamente existentes en este tramo como en todas las etapas del sistema educativo", ha sostenido STEC.

En el terreno laboral, reivindica la "dignificación" de las condiciones laborales de los trabajadores.

STEC pide ampliar la oferta de empleo del primer ciclo de Infantil y regulación estatal...
Comentarios