domingo. 03.07.2022

La siniestralidad laboral repuntó un 73% en abril en Cantabria, con 818 accidentes con baja

Casi la mitad se dieron en el sector sanitario y de servicios sociales, más vinculados al Covid

La siniestralidad laboral en Cantabria repuntó en abril un 73,3 por ciento al registrarse 818 accidentes con baja, lo que supone casi el doble que en el mismo mes del año anterior, cuando fueron 472.

Así lo ha advertido en un comunicado CCOO, que ha valorado las estadísticas de siniestralidad de abril de 2022 en Cantabria, publicadas por el Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo (ICASST), y ha lamentado que "parece que la siniestralidad está instalada" entre los trabajadores de la región y que los accidentes "son la peor lacra de nuestro mercado de trabajo y no hay visos de solución" mientras siga habiendo "precariedad e inseguridad laboral".

El sindicato ha alertado de que en el último periodo está habiendo un "significativo aumento" de los accidentes. En total, se han producido 3.378 accidentes con baja desde enero, que son 1.356 más que en el mismo periodo de 2021.

En este aumento tiene también una importancia relevante el aumento de bajas producido por el Covid, pasando de 89 bajas durante los cuatro primeros meses del año anterior a las 1.323 que van registradas este ejercicio.

En el análisis de los datos de los accidentes producidos por actividad económica, el sector más afectado es la sanidad y los servicios sociales. Casi la mitad de las personas que causaron baja por accidentes de trabajo en jornada laboral en el mes de abril pertenecían a este ámbito, concretamente un 47,68%, en número 390 bajas, debido a que este personal ha tenido un contacto estrecho con las personas contagiadas por Covid-19.

Al sector sanitario le siguen por orden la industria manufacturera, el comercio y reparación de vehículos y la construcción.

La secretaria de Salud Laboral de CCOO de Cantabria, Laura Lombilla, ha reclamado un cambio de mentalidad y actuaciones en las empresas, ya que destaca la relación que hay entre la inestabilidad y precariedad del mercado de trabajo con el aumento de los accidentes.

"Las empresas tienen que cambiar su actitud pasiva hacía la prevención, los trabajadores no podemos continuar con estas cifras de siniestralidad y jugándonos el tipo por ir a trabajar, porque en muchos casos son el resultado de padecer malas condiciones de trabajo y también del incumplimiento sistemático en muchas empresas de las medidas de seguridad", ha insistido.

Para Lombilla hay un "claro abandono" de la prevención y las buenas prácticas en las empresas que "no podemos tolerar". "La prevención no puede ser por más tiempo la gran abandonada", ha sentenciado.

Por último, ha reiterado que situación de la siniestralidad en Cantabria "no hace más que empeorar" y, por ello, CCOO considera que tiene que incrementarse la actuación de la Inspección de Trabajo en materia de seguridad y salud en los centros de trabajo, ya que las empresas deben cumplir "de forma exhaustiva" con la normativa en seguridad y salud.

La siniestralidad laboral repuntó un 73% en abril en Cantabria, con 818 accidentes con...
Comentarios