jueves. 06.10.2022

El Sindicato Médico prevé convocar una huelga indefinida de facultativos desde "principios de octubre", previa consulta y aprobación de los profesionales en una asamblea en septiembre, ante la "precariedad" que, a su juicio, sufren tanto los profesionales como los usuarios del Servicio Cántabro de Salud (SCS).

Además, por otra parte, ha impugnado ante los tribunales las órdenes de gestión compartida de la demanda aprobadas por la Consejería de Sanidad para el traslado temporal --y según el Sindicato Médico, "forzoso"-- de profesionales sanitarios de determinadas especialidades (Anestesiología, Neumología y Cardiología) de Valdecilla a Laredo al considerar que son "ilegales". Además, cree que éstos se van a prolongar en el tiempo.

Así lo ha avanzado este martes en rueda de prensa el presidente del Sindicato Médico, Santiago Raba, quien considera que la actual situación de "precariedad" que atraviesa el SCS viene de una "desastrosa" gestión de los recursos humanos, que tiene entre sus consecuencias "un déficit cada vez más graves de profesionales, listas de espera desbordadas, centros de salud y de urgencias colapsados, fuga de los usuarios a la sanidad privada y aumento de las agresiones, cada vez más graves", negándose, según señala, a implantar seguridad privada en los centros de salud y a imponer sanciones administrativas a los agresores y no instalando aún las cámaras de seguridad prometidas.

Además, a su juicio, esta situación "responde a un plan premeditado del Gobierno de Cantabria para limitar el coste de la sanidad gratuita y universal, forzando a que quien tiene posibilidades económicas a recurrir a los seguros privados".

INCUMPLIMIENTO DE LOS ACUERDOS DE 2019

Y es que el Sindicato Médico considera que los políticos "no han querido poner soluciones" a estos problemas, ya "estructurales" en el SCS, al incumplir la Administración de forma "sistemática e intencionadamente" los acuerdos que se alcanzaron en 2019 con los profesionales.

Por ello, se está planteando, y está a la espera de lo que determinen los servicios jurídicos, el llevar a los tribunales no solo el incumplimiento de estos acuerdos sino la "actitud" hacia los mismos tanto del anterior consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, como al actual, Raúl Pesquera, a los que estudia demandar por "prevaricación administrativa".

LOS PRINCIPALES PROBLEMAS

En la rueda de prensa, en la que Raba ha estado acompañado de otros integrantes del sindicato, ha afirmado que la situación "se ha vuelto insoportable tanto en lo económico como en los profesional".

Así, ha denunciado la "dificultad mayúscula" que existe para atraer médicos a todos los niveles, tanto especialistas como en formación, con "serios problemas" para cubrir las plazas en hospitales comarcales y consultorios rurales.

Además, ha denunciado que el grupo de trabajo constituido en mayo para que en el plazo de tres meses se tuviera un plan de medidas estructurales ha sido, según ha dicho, suspendido "sine die" por la Administración tras los dos primeros encuentros y sin que ésta haya aportado propuesta alguna.

El Sindicato Médico achaca estas dificultades para que los médicos quieran trabajar en la sanidad cántabra a, entre otras razones, las condiciones laborales que ofrecen, con contratos más cortos (de un 1 año) que en otras comunidades, donde llegan a los 3, a lo que se unen otras circunstancias que "desincentivan" a los profesionales a trabajar en Cantabria.

Además, el Sindicato Médico ha advertido de que no hay presupuesto para abril los centros de salud por las tardes más allá de este mes de julio, lo que implicaría que en agosto se reducirían en más de 4.000 a la semana el número de citaciones que se podrán ofrecer a los ciudadanos.

También ha avisado de que los programas de absorción de la demanda "siguen infradotados presupuestariamente", lo que hace que los pacientes tarde "entre una y dos semanas" en conseguir ser atendidos por su médico de familia o pediatra y con profesionales "desbordados" con agendas de entre "70 y 80 pacientes diarios" y que además tienen que sacar tiempo para "burocracia".

A su juicio, esta situación acaba afectando a los Servicios de Urgencia de Atención Primaria como a las Urgencias hospitalarias.

Por otra parte, ha denunciado que los profesionales llevan "años" con "serias restricciones" para poder disfrutar sus periodos de vacaciones.

A ello, se unen unas "condiciones económicas" que sitúan a España como el cuarto país que peor paga a sus médicos dentro de la UE. Además, ha denunciado que los médicos llevan con las pagas extras reducidas dedde hace 13 años y "después de tantos aplausos" durante la pandemia, "ni siquiera" se les han devuelto.

También se ha quejado de que todavía no se ha negociado la actualización del precio de la hora de guardia" para 2021, como se recogía en los acuerdos del 2019, y las conocidas como 'peonadas' "se están cobrando por debajo de lo que se abonaban antes de la crisis de 2008" en un momento en que ahora la inflación es del 10% y "con una comunidad autónoma que nunca ha recaudado tanto".

Insiste el Sindicato Médico en denunciar que las mejoras recogidas en los acuerdos de 2019 para la carrera profesional "no se han cumplido en ninguno de sus puntos".

El Sindicato Médico prevé convocar una huelga indefinida para octubre
Comentarios