domingo. 25.09.2022

El Servicio Cántabro de Salud (SCS) ha lanzado una campaña divulgativa con motivo del Día Internacional para la Prevención del Suicidio, que se desarrollará durante todo el mes de septiembre en redes sociales e incluye un vídeo.

Bajo el lema #HablemosDeSuicidio, la campaña se dirige a la ciudadanía en general y tiene como objetivo promover que "el suicidio entre en la conversación pública, liberando de estigmas a quienes experimentan conductas de este tipo", ha informado el Gobierno regional en nota de prensa.

En este contexto, la iniciativa proporciona información sobre los mecanismos de ayuda disponibles, anima a quienes sufren este problema a hablar de él y ofrece orientación para que familiares y allegados sepan cómo intervenir.

Pese a tener una de las tasas de suicidio más bajas del país, en 2020, 46 personas se quitaron la vida en Cantabria. Además, se estima que por cada suicidio consumado se producen 20 tentativas, a las que habría que añadir cifras sobre ideación y planificación.

La región registra diariamente todas las consultas por conducta suicida que acuden al Servicio de Urgencias Psiquiátricas de Valdecilla, que en 2021 ascendieron a 751, con una media de dos diarias, según datos del Ejecutivo.

El abordaje de la conducta suicida es una de las líneas específicas que tendrá el próximo Plan de Salud Mental 2022-2026, sobre el que está trabajando la Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria y que será presentado este otoño.

Esta estrategia, ha explicado el director gerente del Servicio Cántabro de Salud, Rafael Sotoca, busca "mejorar y aumentar los recursos, así como orientarlos hacia problemas más concretos que aumentan el riesgo de suicidio, como son la violencia, la soledad, el manejo de enfermedades graves o el acoso escolar".

En cuanto a las medidas concretas que contempla, la jefa de sección de Psiquiatría del Hospital Valdecilla, Ana Isabel de Santiago, ha explicado que se prevé extender el Programa de Alta Resolución para el Manejo de la Conducta Suicida y Prevención del Suicidio del centro hospitalario al resto de áreas sanitarias de Cantabria y también a la etapa infantojuvenil, crear una línea de atención telefónica específica de la región y desarrollar un protocolo de intervención para el manejo del suicidio ya consumado.

Pese a tener una de las tasas de suicidio más bajas del país, en 2020, 46 personas se quitaron la vida en Cantabria. Además, se estima que por cada suicidio consumado se producen 20 tentativas, a las que habría que añadir cifras sobre ideación y planificación.

La región registra diariamente todas las consultas por conducta suicida que acuden al Servicio de Urgencias Psiquiátricas de Valdecilla, que en 2021 ascendieron a 751, con una media de dos diarias.

Sanidad lanza la campaña divulgativa #HablemosDeSuicidio en redes sociales
Comentarios