jueves. 11.08.2022

El secretario de Organización de Ciudadanos (Cs) en Cantabria, Rubén Gómez, ha dimitido de todos sus cargos este jueves, un día después de que la diputada regional Marta García dejara el partido por la abstención en el Congreso de los Diputados a la iniciativa para que se retirara la protección del lobo.

Gómez, que sí se mantendrá como militante, ha explicado en declaraciones a los medios que deja sus cargos porque ya "no tiene fuerzas", y ha reconocido que ha influido en su decisión la postura del partido a nivel nacional respecto a la protección del lobo, si bien tampoco comparte la forma en la que ha actuado Marta García.

"Creo que se podrían hacer las cosas de otra manera y hablando previamente con los que la han apoyado y han estado a su lado", ha opinado, esperando que todavía haya "margen para rectificar y volver a reconducir la situación", porque "se está haciendo un gran trabajo en este Parlamento y no se merece verse manchado por esta situación".

No obstante, lamenta que es cierto que la postura que ha venido defendiendo Cs en Cantabria "no ha sido la que se ha defendido el otro día en Madrid" ante el debate de la salida del lobo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre).

"Sinceramente, ya no tengo ni fuerzas ni ánimo para seguir representando un cargo orgánico dentro de Cs. Voy a seguir apoyando mis compañeros, saben todos ellos que cuentan con mi apoyo y que voy a colaborar con ellos, especialmente con el Grupo Parlamentario. Van a contar con mi total y absoluto respaldo", ha sentenciado.

Gómez tiene la sensación de que "en el fondo les estoy fallando un poco todos mis compañeros, puesto que me había comprometido con ellos a acabar la legislatura. Pero es que las circunstancias a veces nos superan".

Aún así, "respeta profundamente" la decisión de la formación, que tiene "legitimidad absoluta" para "cambiar la línea que han estado siguiendo hasta ahora y tomar otro rumbo". "Nunca voy a criticar ni se va a escuchar de mí una palabra criticando públicamente a Cs, que es un partido al que estoy inmensamente agradecido porque me dio la oportunidad de ser diputado", ha dicho.

Por su parte, el coordinador de Cs en Cantabria, Félix Álvarez, que ha convocado a los medios junto a Gómez para explicar la situación de su grupo, comprende la dimisión del secretario de Organización "por una cuestión de agotamiento", pues es "uno de los alma mater" y la persona que más tiempo lleva en el partido en la región. "Está cansado y entiendo que a veces las situaciones personales de cada uno hacen más difícil soportar este tipo de situaciones", ha indicado.

REUNIÓN CON LA DIRECCIÓN NACIONAL

Y en cuanto a la marcha de Marta García, espera que se pueda "reconducir" tras aclarar la postura de Cs en torno al lobo. Para ello, Álvarez y el diputado Diego Marañon se reunirán mañana con la dirección nacional, a partir de las 12.00 horas, para "ver cómo solucionar esta crisis".

Este encuentro sucederá a la "tensa" reunión que mantuvieron ayer tarde los miembros del Comité Autonómico, que tienen un "enfado tremendo". No obstante, Álvarez ha aclarado que el partido sigue "manteniendo la misma postura" contra la protección del lobo y que la abstención a la iniciativa impulsada por el PP en el Congreso fue "cuasi técnica", pues tal y como le han trasladado de Madrid, no se apoyó porque era "bastante chapucera", si bien se estaba "de acuerdo con el fondo".

Aún así, el coordinador cántabro cree que ha sido "una torpeza" no votar a favor. "A veces hay que tener un poco más de vista política, porque es darle balas de cañón a tus contrincantes para que te aticen, con toda la razón del mundo", ha dicho tras señalar que entiende que la diputada regional haya anunciado su marcha de Cs porque "ha sido muy beligerante" y ha tenido "una exposición tremenda" en defensa de los ganaderos, por lo que tras la abstención "se quedó descuadrada y con el culo al aire".

Aún así, confía en que la situación se puede "reconducir" tras la reunión de mañana, de la que espera salir con una postura "clara" y posteriormente hablar con Marta García para ver si hay posibilidades de que se quede. Por el momento, ha anunciado que abandona el partido pero sigue en el grupo parlamentario.

"Hay que negociar, hay que hablar. Somos un partido político, no somos una secta. Hay disparidad de criterios y vamos a solucionar mañana este malentendido". No obstante, "si tenemos que elegir entre defender unas siglas o defender los intereses de Cantabria, pues el lobo es un tema prioritario y tenemos muy clara nuestra posición", ha sentenciado Álvarez.

Rubén Gómez dimite como secretario de Organización de Cs: "Ya no tengo fuerzas ni ánimo"
Comentarios