viernes. 07.10.2022

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha asegurado hoy la "voluntad" del Gobierno de solucionar el "problema" del servicio de transporte sanitario antes de fin de año o en 2023.

"Lo que está claro es la voluntad del Gobierno de que este problema de la ambulancias, que ha originado tanto descontento justificado en tanta gente, deje de serlo el año que viene o antes de que acabe el año".

Así se ha pronunciado el jefe del Ejecutivo a preguntas de la prensa después de que ayer se conociera el estudio de costes sobre la posible internalización del servicio realizado por la Consejería de Sanidad, que indica que sería de unos 18,8 millones al año, unos 3,2 menos que de mantener la gestión en manos externas.

Revilla ha subrayado que el Gobierno está "decidido" a que se produzca un "cambio importante" en el servicio de las ambulancias de Cantabria, "que es el primer contacto con alguien que te puede arreglar el problema", y que en los últimos años "ha dejado muchísimo que desear", ha reconocido.

"Cuando una ambulancia llega a tiempo, podemos estar en la solución del problema; cuando llega tarde, podemos tener consecuencias muy graves. Y apostamos porque tenemos que recuperar un servicio de ambulancias en Cantabria de calidad", ha afirmado el jefe del Ejecutivo.

Ha indicado que, en función del estudio "muy en profundidad" del Gobierno, se optará "por una licitación que tenga previsto el coste que permita dar ese servicio o también, no descartamos que pudiéramos quedarnos con el servicio siempre que los números cuadren".

El regionalista ha asegurado que comparte las quejas de los cántabros en este sentido. "Diariamente recibo cartas de usuarios que tienen que estar horas en Valdecilla para que les devuelvan al domicilio, o, lo que es más grave, de que, ante una emergencia, una ambulancia no esté en el menor tiempo posible cerca del paciente". "El primer contacto de un enfermo con la solución de un problema, sobre todo en el ámbito rural, es la ambulancia, que es clave", ha enfatizado.

"La ambulancia, que forma parte de la cartera esencial del Servicio Cántabro de Salud, tiene que estar muy bien atendida", ha defendido el presidente, que ha apuntado que en los últimos años "una empresa se quedó con el servicio" y éste "ha dejado muchísimo que desear", si bien ha reconocido que a la concesionaria "los costes les se han disparado, etcétera".

Revilla se ha pronunciado así a preguntas de la prensa tras mantener un encuentro con el presidente de CEOE, Enrique Conde.

Revilla subraya la voluntad del Gobierno de solucionar el "problema" de las ambulancias...
Comentarios