domingo. 03.07.2022

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, es "optimista" ante un acuerdo entre ambas partes del sector del metal para terminar "entre hoy y mañana" con una situación "tan preocupante", y ha vuelto a hacer un llamamiento para que Pymetal y sindicatos vayan con "la mentalidad de ceder" en sus posturas.

Revilla ha subrayado que la patronal y los sindicatos no pueden ir a las reuniones con la idea de poner "sus máximos" encima de la mesa, y cree que los empresarios tienen que reconocer que los trabajadores "están perdiendo muchísimo poder adquisitivo con la inflación", así como los sindicatos entender también la "importante" incidencia que la actual coyuntura de costes de materias primas y de energía tiene en los sectores productivos.

En declaraciones a la prensa tras el acto de entrega del Premio a la Colaboración Empresarial de la Fundación Leonardo Torres Quevedo en el Paraninfo de la Universidad de Cantabria, Revilla ha señalado que ambas partes "tienen que ser conscientes" de que si la huelga sigue llevará a "una situación malísima para todos", porque, a su juicio, el momento "no es el más propicio".

"En otras circunstancias en que la economía es boyante y las expectativas no son las inciertas que tenemos ahora, las huelgas pueden tener una justificación mayor, pero ahora yo pediría que por parte de ambas partes se llegase a un acuerdo entre hoy y mañana".

Revilla ha considerado "una buena señal" que se estén produciendo esos encuentros entre las partes, y ha confiado en que "esos puntos de acercamiento" que había el jueves y "parecía haber también hoy" (aunque finalmente la negociación ha concluido sin acuerdo y se retomará mañana), continuasen estos días para terminar con esta situación "tan preocupante".

"Es una situación muy grave y eso tiene que estar presente en la mente de todos los que están negociando", ha apostillado el presidente cántabro.

Por su parte, el consejero de Industria, Javier López Marcano, ha subrayado que lo más importante es "el qué y el cuándo", y ha asegurado que "el qué" es que van a llegar a un acuerdo, de lo que "no hay dudas".

Sin embargo, ha dicho, "el cuándo" es la cuestión "más palpitante", y tiene que ser "lo antes posible" porque parece que la situación está "a un punto" de llegar a un acuerdo.

"Es muy complicado porque lo que está en juego son los derechos de los trabajadores y la continuidad de nuestras empresas y, sobre todo, la paz sindical, la paz social, la tierra amable, la tierra agradable de la que siempre ha disfrutado Cantabria". "Y a eso no podemos renunciar", ha añadido Marcano.

CONCENTRACIONES EN LA CONSEJERÍA DE INDUSTRIA

Preguntado por las concentraciones de trabajadores que han tenido lugar estos días frente a su Consejería en protesta por los servicios mínimos establecidos en la huelga, ha respondido que entiende las reacciones porque es "una situación muy complicada".

"Entiendo el enfado de los trabajadores, entiendo la preocupación de los empresarios, en una huelga de estas características, tan duradera, las dos partes pierden de sus derechos", ha manifestado Marcano, quien ha recordado que tuvo una reunión "muy razonable" y "educada" con 15 personas del comité de huelga, en la que se habló de los servicios mínimos y de lo que los trabajadores esperaban.

Revilla es "optimista" ante un acuerdo "entre hoy y mañana" en la huelga del metal
Comentarios