Revilla confía en la 'Mesa del Fuego' para buscar una solución que evite "los ciclos perversos" de incendios

Se permitirán más quemas autorizadas, se ampliará a la limpieza de los montes y se mejorarán los sistemas de extinción
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, acompañado del consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, preside la Mesa de prevención y lucha contra los incendios forestales

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha confiado hoy en que la Mesa para la Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales, la conocida como 'Mesa del Fuego', será capaz de buscar una "solución parcial" que ayude a "evitar los ciclos perversos" que todos los años se producen en la Comunidad Autónoma y que arrasan una media de 9.000 hectáreas de patrimonio natural.

Según ha dicho este jueves en su intervención en la reunión de este órgano asesor, es necesario insistir por dos vías para acabar con esta "lacra". Por un lado, la "coercitiva", un ejercicio que considera "complicado" porque, pese a la "extraordinaria labor" del Seprona y los agentes del medio natural, "hay que coger con las manos en la masa" a quienes provocan los incendios.

"Todos sabemos quiénes queman, pero los jueces, como es lógico, quieren testimonios fehacientes cuando se presenta una denuncia", ha añadido.

Y, por otro lado, ha apuntado a la "vía preventiva" para mantener en buen estado los montes y dificultar la acción de los incendiarios, autorizando más quemas controladas y ampliando tanto las labores de limpieza como la vigilancia, que contribuirá a "disuadir" las malas prácticas.

"Yo tengo mucha esperanza en esta mesa, porque estáis aquí personas muy conocedoras del tema para dar una solución parcial a esta lacra tremenda que tenemos en Cantabria y que es cíclica", ha señalado Revilla, que, lamentablemente, prevé nuevos episodios de incendios forestales en los próximos meses, "en cuanto aparezca el viento sur", que sirve de "despertador" para quienes quieren prender fuego en el monte.

El jefe del Ejecutivo ha trasladado el "apoyo absoluto" del Gobierno de Cantabria y ha prometido "buscar los recursos" para intentar materializar todas las medidas que se acuerden, "a ser posible con un consenso mayoritario", en el seno de este foro, si bien ha añadido que tanto o más importante que invertir en medios es "acertar en las soluciones".

"Estamos aquí para dar respuesta al ciudadano y una de las principales misiones que tenemos es conservar nuestro entorno natural, una herencia que tenemos y que no podemos dilapidar", ha señalado.

Por último, ha agradecido la labor de todos los colectivos integrados en la mesa para paliar los daños y los riesgos que ocasionan no solo los incendios forestales, sino también otras "catástrofes" como las inundaciones que recientemente se están produciendo en Cantabria.

El presidente ha estado acompañado por el consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco; el director general de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático, Antonio Lucio, así como representantes de los más de 20 colectivos que integran este órgano asesor.

MEDIDAS

Blanco ha adelantado algunas de las medidas que el Gobierno de Cantabria quiere poner en marcha para rebajar la estadística de incendios forestales.

Entre ellas, ha anunciado que se van a incrementar tanto el número como el radio de las quemas autorizadas, para lo que la Consejería contará con la colaboración de los ganaderos, "que son quienes saben dónde hace falta".

También se va a ampliar la superficie de limpieza de montes, habrá más medios a disposición de los agentes del medio natural y las cuadrillas, y, por último, se van a poner en marcha campañas de sensibilización "para que la sociedad de Cantabria se dé cuenta de lo que nos rodea y que todos tenemos que cuidar".

'MESA DEL FUEGO'

La 'Mesa del Fuego', integrada en el Plan Estratégico de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales en Cantabria (PEPLIF), es un órgano de carácter asesor y consultivo en el que están representadas, además del Gobierno de Cantabria diferentes organizaciones profesionales agrarias y medioambientales, la Guardia Civil, la Universidad de Cantabria, representantes de los propietarios de los montes públicos, ayuntamientos, colegios profesionales o asociaciones forestales, entre otros colectivos.

Entre otras funciones, la mesa realiza el seguimiento de la aplicación PEPLIF y propone acciones que complementen y mejoren su operatividad, además de informar sus posibles modificaciones o revisiones, o promover la adecuada divulgación y difusión de las acciones y resultados.

Se trata, en suma, de un foro a escala regional, reconocido administrativamente, para analizar y afrontar la problemática de los incendios forestales en la Comunidad Autónoma desde la participación de todos los sectores implicados.

El objetivo es fomentar el debate, la conciliación de intereses y el diálogo en la búsqueda de soluciones a este grave problema que tanto daño ocasiona al medio natural cántabro.

Comentarios