Las retribuciones en Cantabria se sitúan por debajo de la media, según Eada e Icsa Grupo

Las retribuciones en Cantabria se sitúan por debajo de la media nacional, tanto de directivos como de mandos intermedios y de empleados, según el informe 'Icsa-Eada Evolución salarial 2007-2021'.

La retribución media de los directivos en Cantabria es de 76.161 euros brutos, la quinta más baja, con Madrid, con 88.758 euros, y Extremadura, con 70.890 euros, en ambos extremos. La media nacional es de 82.719 euros.

En cuanto a la retribución media de los mandos intermedios, Cantabria también ocupa el quinto lugar por la cola, con 38.898 euros brutos, por detrás de Madrid, con 44.821 euros, y por delante de Extremadura, con 36.150 euros, mientras que la media está en los 42.247 euros.

Finalmente, la retribución media de los empleados en Cantabria se sitúa en los 21.541 euros brutos, la sexta más baja, con Madrid, con 24.942 euros, y Extremadura, con 19.771 euros, en los dos extremos, mientras que la media está en los 23.400 euros.

DATOS NACIONALES

Eada e Icsa Grupo han advertido de un estancamiento salarial y han pedido modelos retributivos "más innovadores" para elevar la productividad y el poder adquisitivo de los empleados, afectado por la pandemia y la inflación.

Así se extrae del informe 'Icsa-Eada Evolución salarial 2007-2021' presentado este miércoles en rueda de prensa por el presidente de Icsa Grupo, Ernesto Poveda, y el doctor en Economía y Empresa y profesor de Eada Business School Jordi Assens, quien ha colaborado académicamente en el estudio.

Vaticinan una subida salarial en 2022 pero han sostenido que habrá que ver si es consecuente y adecuada a la sostenibilidad de las organizaciones: "La tendencia es que sí", ha señalado Poveda.

El informe recoge que el salario medio bruto de los empleados españoles se situó en 2021 en 23.400 euros, el de los mandos intermedios en 42.247 y el de los directivos en 82.719, lo que representa un descenso de un 0,56%, un 1,88% y un 4,1% interanual, respectivamente.

El salario de los empleados ha crecido un 19,46% desde 2007, frente al 21,39% de los mandos intermedios y 20,4% de directivos, mientras que la inflación acumulada en el mismo periodo ha sido del 20,10%.

El estudio analiza cómo han evolucionado las retribuciones desde 2007 a través del análisis de más de 80.000 datos salariales durante este año, así como de las retribuciones medias de las tres grandes categorías: directivos, mandos intermedios y empleados.

NUEVAS RETRIBUCIONES

Poveda también ha advertido de que ahora hay una "oportunidad única" debido a la pandemia para evolucionar hacia modelos retributivos innovadores, a efectos de elevar productividades y elevar el 'low cost' salarial en España.

"Tenemos una oportunidad única de repensar y plantear de una vez por todas un modelo de retribución más flexible y sostenible, incorporando conceptos que antes de la aparición de la pandemia no estaban siendo contemplados, tales como la conciliación, la mayor flexibilidad o el teletrabajo", ha añadido.

En este sentido, ha sostenido que estos nuevos modelos no solo tienen en cuenta el IPC, sino también los resultados de la propia empresa y otros elementos adicionales que han mejorado la posibilidad de elevar el poder adquisitivo de las personas dentro de la organización: "No tendrás personas si no tienes un paquete motivador".

TALENTO FEMENINO

Assens ha apostado por una transformación del tejido económico hacia una mayor productividad y ha pedido que el Estado apoye a los sectores del futuro mediante las sinergias público-privadas, además de destacar la necesidad de contar con empresas más grandes y apostar más por las startups.

Poveda ha añadido que España cuenta con las generaciones mejor formadas y que una parte significativa de la población, el talento femenino, que según él está más formado, no cuenta con la incorporación que debería tener en el mercado de trabajo.

"Es el factor que determina la decisión de compra en la mayoría de temas. La falta de visión estratégica de las organizaciones en la incorporación de talento femenino es un gran error estratégico que nos costará mucho en el futuro", ha señalado.

INCERTIDUMBRE Y CAMBIOS

Han destacado la incertidumbre generalizada y que sobre todo planea sobre el mercado laboral, con cambios a la vista en la legislación laboral en un proceso de negociación aún no concluido, en referencia a la reforma laboral actualmente en trámite parlamentario.

Han sostenido que la inflación de 2021, que ronda el 5,6%, provocará importantes tensiones en las negociaciones de convenios colectivos, "complicando enormemente la recuperación del poder adquisitivo de las rentas del trabajo".

Por sectores, la industria cuenta con los empleados mejor pagados, con una media de 27.470 euros, por delante de banca y seguros, con 26.955 euros, mientras que el comercio y el turismo están siendo los más afectados por la pandemia y se sitúan un año más como los peor remunerados de España.

Comentarios