jueves 21/10/21

El reciclaje de envases crece un 8,7% en Cantabria en 2019

Contenedor amarillo de plástico, latas y bricks. Archivo

Los cántabros depositaron en 2019 en los contenedores amarillos un 8,7% más de envases con respecto al mismo periodo del año anterior, de tal manera que cada cántabro separó para su posterior reciclaje 11,7 kilogramos de envases de plástico, metálicos y briks.

Un crecimiento que también se ha visto reflejado en el contenedor azul, con un incremento del 9,2% de los envases de papel y cartón depositados, ya que cada cántabro separó el año pasado 18,9 kilogramos de este tipo de materiales.

Todo ello ha permitido que el pasado año se reciclaran en Cantabria un total de 17.155 toneladas de envases de plástico, latas, briks y de papel y cartón, contribuyendo de manera significativa a incrementar las cifras nacionales, que se situaron en 1.505.661 toneladas recicladas, y evitando la emisión de 1,67 millones de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera y el ahorro de 20,74 millones de metros cúbicos de agua, 6,36 millones de megavatio por hora y 1,5 millones de toneladas de materias primas.

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha mostrado su satisfacción por el esfuerzo realizado por el conjunto de la sociedad cántabra para consolidar la tendencia ascendente seguida por la región en los últimos cinco años, en los que el uso del contenedor amarillo en la Comunidad Autónoma se ha incrementado un 31,9%.

"La preocupación de los cántabros por conservar su entorno natural es cada vez mayor con un número de ciudadanos implicados con el reciclaje que crece cada año para aportar su granito de arena al cuidado del medio ambiente", ha indicado Blanco, quien ha recordado que este domingo 17 se celebra el Día Mundial del Reciclaje, "una fecha oportuna para recordar que prácticamente todo lo que vemos a nuestro alrededor puede ser reciclado".

Tal y como ha explicado, el reciclaje se ha consolidado como la práctica ambiental más extendida entre los hogares cántabros, por encima de la reducción del uso de las bolsas de plástico y el ahorro energético.

A pesar de los buenos resultados cosechados el año pasado en Cantabria, que "demuestran que cada vez hay más concienciación, somos más responsables y estamos más implicados con aquellas acciones que mejoran nuestro medio ambiente", el consejero ha insistido en seguir impulsando el reciclaje en la región.

"Con un pequeño gesto tan sencillo como separar nuestros residuos y depositarlos en los contenedores correspondientes estamos ahorrando materia prima y energía y reduciendo las emisiones al dióxido de carbono", ha recordado al respecto Blanco, quien ha se ha mostrado partidario de transmitir las buenas prácticas medioambientales entre las más jóvenes para poder preservar el planeta para las futuras generaciones.

Por su parte, el gerente de Ecoembes en Cantabria, Fernando Blázquez, ha explicado que los datos registrados por la organización medioambiental sin ánimo de lucro que coordina el reciclaje de envases en Cantabria, junto a la empresa pública MARE del Gobierno de Cantabria, "son fruto del trabajo realizado por toda la sociedad cántabra".

"Ciudadanos, ayuntamientos y empresas han contribuido a que el reciclaje, lejos de estancarse, crezca año tras año en Cantabria como una herramienta esencial para proteger y cuidar el medio ambiente", ha subrayado Blázquez.

RECICLAJE EN CANTABRIA

Bajo la coordinación del Gobierno de Cantabria, a través de la empresa pública MARE, y Ecoembes, la actividad de reciclaje representa una herramienta fundamental para que los ciudadanos cántabros contribuyan al cuidado del medio ambiente con un proceso que comienza cuando los ciudadanos separan sus envases para depositarlos en uno de los 6.306 contenedores amarillos y azules -200 más que en 2018- que hay distribuidos por los diferentes municipios de Cantabria.

A todo ello hay que sumar los distintos puntos de reciclaje repartidos por playas y campings, además de los 315 establecimientos HORECA (hoteles, restaurantes y cafeterías) que comenzaron a separar sus envases el año pasado, y los más de 230 puntos de reciclaje instalados en distintos centros públicos de la región.

Además, Ecoembes trabaja con ayuntamientos y mancomunidades de toda Cantabria para realizar campañas de sensibilización entre ciudadanos.

También se encarga de la financiación mediante el pago del Punto Verde por parte de las empresas del coste del servicio esencial de recogida y tratamiento de los envases, además de renovar y reforzar la red de contenedores y puntos de reciclaje puestos a disposición de los cántabros.

Tras la recogida de los contenedores, los residuos se trasladan a las plantas de selección dispuestas en Cantabria, donde se clasifican los distintos materiales antes de ser trasladados a los recicladores para convertirlos en nuevas materias primarias. Para ello, Cantabria cuenta con el asesoramiento técnico de Ecoembes a la hora de mejorar la eficiencia en el tratamiento de residuos.

Para hacer frente a todos los costes derivados del proceso de reciclaje, desde operarios hasta camiones, incluyendo contenedores, costes de recogida, transporte, selección de residuos y las iniciativas de sensibilización, Ecoembes efectúa un pago a los ayuntamientos a través del Punto Verde que abonan las 12.500 empresas que forman parte de la organización en España, de las que 131 son de Cantabria.

OTROS PROYECTOS

La colaboración del Gobierno de Cantabria, a través de la empresa pública MARE, Ecoembes y los ayuntamientos de la región se completa con distintos proyectos y acciones de formación, como jornadas sobre economía circular y consumo sostenible, para impulsar la adopción de una conciencia cada vez más responsable entre la sociedad.

También destaca el proyecto LIBERA, creado por SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, para construir una sociedad más activa en la defensa del medioambiente y más comprometida con la prevención de la basuraleza, y por el que cerca de 248 cántabros liberaron de esta plaga ambiental 8 entornos naturales de Cantabria con la iniciativa '1 m2 por la naturaleza'.

Finalmente, el Gobierno de Cantabria y Ecoembes impulsaron el año pasado una nueva edición de 'Camino del Reciclaje', una iniciativa en la que ambas entidades buscan que los peregrinos que realizan el Camino de Santiago puedan separar sus envases y evitar la basuraleza. Para ello, contaron con la colaboración de 45 ecoalbergues cántabros del Camino del Norte y del Camino Lebaniego.

A través de Telegram también te acercamos la última hora de la información haciendo clic aquí.

Recuerda que puedes suscribirte a nuestro Boletín de Noticias de forma totalmente gratuita haciendo clic aquí.

El reciclaje de envases crece un 8,7% en Cantabria en 2019
Comentarios