miércoles. 05.10.2022

La oposición, integrada por el PP y por el grupo mixto (Cs y Vox), ha visto este lunes rechazadas en el Pleno del Parlamento de Cantabria las cuatro iniciativas que ha presentado en la sesión, dos de ellas en materia sanitaria, una sobre energía y la restante sobre la Fundación Comillas.

De ellas, las dos sobre sanidad no han salido adelante por el voto en contra de los dos partidos del Gobierno, PRC y PSOE, que suman mayoría en la Cámara regional.

Ambas partían del PP, el principal partido de la oposición, y en una de ellas se pedía la creción "de manera inminente" de un grupo de trabajo para revisar algunas tareas burocráticas que actualmente realizan médicos y enfermeras y que, a su juicio, se pueden "suprimir, simplificar o delegar en otros perfiles profesionales".

El diputado del PP César Pascual, exgerente de Valdecilla, ha advertido que los médicos "pierden el 70 por ciento" de su jornada "haciendo papeles", reduciéndose así el tiempo que pueden dedicar a la actividad propiamente asistencial.

Por ello, ha defendido "desburocratizar" el procesos asistencial es una "prioridad absoluta" para mejorar la Atención Primaria y más en un contexto de escasez de profesionales.

Con este objetivo, el PP ha demandado la creación de un grupo de trabajo, del que formen parte los profesionales sanitarios que conocen "el día a día", para buscar la manera de desburocratizar la sanidad.

Todos los grupos han coincidido en la necesidad de esta desburocratización, si bien desde el PRC y el PSOE se han mostrado contrarios a la creación del grupo que el PP plantea dado que, según han expuesto, ya existe uno que está trabajando en algunas medidas, algunas "en pilotaje", otras "en proyecto" y algunas "en marcha" o que lo estarán "a corto plazo".

Por ello, aunque han reconocido el "interés" de alguna de las medidas que plantea Pascual, PRC y PSOE han votado 'no' porque creen que "no tiene mucha lógica" crear un nuevo grupo de trabajo cuando ya hay uno que trabaja en el mismo objetivo.

"La misma música de siempre. No es no. Viene de la oposición y se rechaza", ha ironizado el diputado 'popular', que, en primer lugar, ha aclarado que lo que existe es un grupo de trabajo "interno" de la Consejería de Sanidad y lo que él pide es uno que cuente con los profesionales. Además, ha reclamado que, además de trabajar, tiene que haber "algún resultado". "Se acaba la legislatura", ha aseverado.

Pascual ha anunciado que pedirá que comparezca el consejero de Sanidad, el socialista Raúl Pesquera, para que expliqué qué medidas hay en marcha.

Antes, el Pleno ha rechazado dos mociones que se han debatido, una de ellas impulsada también por PP y relacionada con la sanidad, concretamente con el centro hospitalario Padre Menni.

En ella, pedía agilizar el acuerdo entre el Gobierno y Padre Menni, una iniciativa que ha recabado el voto favorable de toda la oposición (PP, Ciudadanos y Vox), pero no ha salido adelante al ser rechazada por PRC y PSOE.

En concreto, los 'populares' solicitaban cerrar el convenio entre la Sanidad y Padre Menni que resuelva el conflicto surgido este verano sobre los costes de la asistencia sanitaria y la prestación farmacéutica del centro hospitalario.

La moción llegaba este lunes al Parlamento después de que la sesión de la semana pasada se debatiera otra en torno a este conflicto presentada por Cs, y que regionalistas y socialistas tumbaron igualmente considerando que era innecesaria al haber anunciado ya Sanidad que tenía un principio de acuerdo con la entidad.

Además, también intervino en dicho pleno el propio consejero, que aseguró que el problema ya estaba encauzado y que se había acordado con el centro actualizar tarifas, camas concertadas y temporalidad de la estancia de los pacientes y plasmarlo en un nuevo convenio para que entrara en vigor el 1 de febrero, cuando termine la vigencia del actual.

Es por eso que PRC y PSOE han votado en contra, señalando que la moción, una vez más, "no tiene ningún sentido" y está "desfasada", porque "exige al Gobierno a que se comprometa a algo a lo que el consejero de Sanidad ya se ha comprometido".

Además, PSOE y PRC han indicado que el problema de Padre Menni --que venía asumiendo los gastos asistenciales y farmacéuticos de los pacientes derivados del Instituto Cántabro de Servicios Sociales y del Servicio Cántabro de Salud, por lo que entiende que le corresponden al Gobierno-- es "histórico", y por tanto no tiene sentido pedir que se agilice cuando ya se ha acordado una fecha para que entre en vigor el nuevo convenio.

Asimismo, han coincidido en que el Parlamento no debe inmiscuirse en una negociación en la que están trabajando dos partes interesadas, además de que se están dando los pasos necesarios para modificar la 'Ley de Ordenación farmacéutica de Cantabria', para autorizar al centro un servicio de farmacia propio para la atención sociosanitaria.

Sin embargo, Pascual (PP) ha opinado que en lo que queda de legislatura no da tiempo a hacer una modificación que "no han empezado ni a redactar" y ha insistido en que desde el Gobierno "van a ser incapaces de dar solución" al conflicto con Padre Menni. "Los hechos demuestran que este Gobierno no es de fiar", ha dicho tras asegurar que el viernes, tras una reunión, ya "aventuraron que no iba a ser posible llegar a febrero" con el nuevo convenio listo.

Desde Cs, su portavoz, Félix Álvarez, ha criticado que Sanidad solo trataba de "taparnos la boca a todos" con el anuncio de que existía un principio de acuerdo y "dar una patada hacia adelante" para extender el asunto hasta las elecciones de mayo; mientras que Armando Blanco (Vox), de Vox, ha opinado que el problema radica en que el Gobierno "prioriza su ideología a los pacientes" y no quiere impulsar un acuerdo público-privado.

La otra moción rechazada era de Vox y ella pedía trasladar la actividad formativa que se imparte en la Fundación Comillas a la Universidad de Cantabria (UC), que no ha logrado el apoyo de ningún grupo, y de hecho varios la han tachado de "ocurrencia" que no estaba basada en informes y que solo trasladaría el coste a la UC.

Pedía al Gobierno regional explorar "distintas posibilidades" que permitan dar un uso "efectivo" a las instalaciones de la Fundación, entre las que proponía centralizar la actividad docente en la UC para ahorrar los traslados de alumnos y profesores desde Santander.

Y es que, para Vox, es un edificio "improductivo" porque está "infrautilizado", a pesar de que ha costado 120 millones a los que se suman otros 6 millones cada año.

SIN RESPALDO AL PLAN DE SOBERANÍA ENERGÉTICA DE VOX

Tampoco ha obtenido el respaldo de ninguna de las otras fuerzas políticas otra iniciativa de Vox sobre su Plan Nacional de Soberanía Energética, que pedía, entre otras medidas, la derogación de "todas las leyes climáticas" que, a su juicio, "hipotecan" la producción energética del país o de aquellas legislaciones que impidan la exploración y explotación de los hidrocarburos, así como fomentar la inversión y actualización del parque nuclear.

Varios de los grupos que han votado 'no' han instado a Vox a que si pide es crear una central nuclear en Cantabria o permitir el fracking lo incluya en su programa electoral. "¿A que no lo hace?", le ha retado el diputado de Cs Diego Marañón y algo similar le ha invitado el regionalista Francisco Ortiz.

Para el PSOE, la propuesta "no tiene ni pies ni cabeza", para el PRC es "un batiburrillo" y "contradictoria" y para Cs es "vacía de contenido", "populista y electoralista" y además "va en contra de la evidencia científica" del cambio climático.

El PP se ha mostrado "de acuerdo en muchas cosas" de las defendidas por el portavoz de Vox, pero se ha abstenido al estar en contra de algunas de las principales cuestiones de la iniciativa, como la derogación de las leyes climáticas.

Rechazadas en el Pleno del Parlamento todas las iniciativas de la oposición
Comentarios