lunes. 26.09.2022

La recaudación fiscal derivada del tabaco se desplomó casi un 7% en 2020, marcado por la crisis sanitaria del Covid-19, mientras que en Cantabria retrocedió por debajo de la media, un -4,23 por ciento.

De este modo, la recaudación en todo el país rompe la tendencia de siete años consecutivos en los que se mantuvo estable en el entorno de los 9.000 millones de euros, según han señalado a Europa Press fuentes del sector.

En concreto, los ingresos a través de los impuestos que gravan a la totalidad de las labores del tabaco (impuestos especiales e IVA) sumaron 8.460,95 millones de euros, lo que supone un descenso del 6,91% respecto a 2019.

Del total recaudado por las arcas públicas, 6.584,56 millones correspondieron al Impuesto Especial sobre las Labores del Tabaco, un 6,97% menos, y los 1.876,39 millones restantes al IVA, lo que supone una caída del 6,72%.

En concreto, las ventas de cigarrillos cayeron más de un 8% en 2020, hasta 2.060 millones de cajetillas, lo que supone la menor cifra de la serie histórica del Comisionado para el Mercado de Tabacos, que arranca en 1989, y la mitad de las ventas de hace una década.

- Súmate: Si nos sigues en Telegram te llevamos a tu móvil la información más importante de cada día de forma sencilla y gratuita. Puedes hacerlo clicando aquí.

La presidenta y directora general de la Mesa del Tabaco, Águeda García-Agulló, ha achacado este retroceso, 182.000 cajetillas menos, al impacto de la crisis sanitaria del Covid-19, que ha provocado una "drástica" caída de turistas y el cambio de hábitos por las restricciones sanitarias, al reducirse significativamente los momentos de ocio y las relaciones sociales.

De hecho, las ventas en volumen de cigarrillos ligadas al consumo por parte de turistas descendieron más de un 38% en 2020. En concreto, en comunidades cuya actividad está muy vinculada al turismo, como por ejemplo Baleares, la caída ha sido superior a la media, con un desplome del 59%.

Así, esta caída de ventas se ha traducido en un descenso de la recaudacion fiscal por el conjunto de las labores del tabaco, con Baleares y Comunidad Valenciana a la cabeza, al recaudar las arcas públicas un 34,89% y un 10,62% menos, respectivamente.

Por detrás se colocan: Navarra (-9,92%), Cataluña (-8,31%), País Vasco (-6,51%), Madrid (-4,65%), Cantabria (-4,23%), Murcia (-4,11%), Castilla y León (-4,07%), Aragón (-3,92%), Andalucía (-3,41%), La Rioja (-3,08%), Galicia (-3,07%), Extremadura (-2,99%), Asturias (-2,62%) y Castilla-La Mancha (-0,95%).

En conjunto, la facturación del sector tabaquero cayó un 7% en 2020, hasta 11.067 millones, de los que un 84,38% corresponden a cigarrillos, con 9.338,2 millones de euros, lo que representa una caída del 8,45% respecto a 2019.

En cuanto al resto de las labores, el tabaco para liar, que supone un 9,71% del mercado en valor, aumentó un 3,44% en 2020, hasta 1.074 millones de euros. Por su parte, los cigarros y cigarritos, que suman el 3,97% del mercado en valor, bajaron su facturación un 6,67%, en tanto que el mercado de la picadura para pipa -que incluye nuevos productos con tabaco o la shisha, entre otros- y cuyas ventas representan el 1,95% del total, subió un 39,06% en valor.

La recaudación fiscal del tabaco cae un 4,2% en Cantabria en 2020 por el Covid-19
Comentarios