El PRC teme que la financiación del transporte sanitario sea "el primer paso" para cerrar consultorios rurales

Los alcaldes del Partido Regionalista de Cantabria (PRC) creen que la decisión del Gobierno de Cantabria de financiar el traslado de los pacientes de los pueblos que carecen de asistencia médica al centro de salud, sea "el primer paso para avanzar hacia el cierre definitivo de los consultorios rurales", por lo que han pedido a la Consejería de Salud que "dé prioridad a los pueblos".

Así lo ha señalado este lunes el PRC en una nota de prensa tras la reunión que en este sentido han mantenido los consejeros populares de Salud y Fomento, César Pascual y Roberto Media, con la Junta Directiva de la Federación de Municipios de Cantabria (FMC) en la que han anunciado la medida.

Para el PRC, con esta decisión el Gobierno "echa balones fuera" y "deja en manos de los municipios toda la responsabilidad de los traslados", cuando "es él quien impone los cierres", han denunciado.

Por ello, los regionalistas han reivindicado "un cambio de prioridades", para que "la carencia de profesionales y la atención de situaciones eventuales no se realice siempre a costa de la asistencia rural, sacrificando las necesidades de los vecinos de los pueblos".

A su juicio, la atención médica en los consultorios debe ser "una prioridad permanente" y, en los casos extraordinarios en los que no sea posible, "la obligación del Ejecutivo es asegurar un mínimo de atención presencial, dado que es un servicio fundamental para la salud y el bienestar de la población rural, que en términos generales es más vulnerable, mayor y sin medios de transporte a su alcance".

Por ello, los regionalistas han exigido que el Servicio Cántabro de Salud "deje de recurrir a los facultativos de los pueblos cada vez que falta un médico en un centro de salud", y han ejemplificado el caso de Liérganes, a donde ha sido desplazado el facultativo de San Roque de Riomiera para cubrir una baja, dejando sin asistencia a último municipio, han denunciado.

Para los regidores regionalistas, la solución de los problemas que "sufre" la sanidad en Cantabria "debe empezar a aplicarse en los pueblos y no a su costa", y han calificado la financiación del servicio de transporte como "un parche" que evidencia la "falta de compromiso con la población rural y la necesidad de reactivar las políticas de lucha contra el despoblamiento que paso a paso está abandonando el Gobierno del PP".

Asimismo, han pedido mejoras en el servicio de enfermería de los consultorios y la dotación de un sistema de análisis clínicos comparable al de los centros de salud, para garantizar "una atención más completa, que facilite el diagnóstico y un tratamiento rápido y eficaz para la población rural".

Respecto al equipamiento sanitario, los alcaldes del PRC han instado a la Consejería de Salud a distribuir entre los consultorios los ecógrafos que el Servicio Cántabro de Salud "mantiene almacenados y sin uso", dado que "muchos médicos rurales están capacitados para utilizarlos de forma eficiente".

"Un consultorio bien equipado asegura una atención de calidad y reduce desplazamientos innecesarios a centros más alejados", han precisado.

Por otro lado, han expresado su acuerdo con la propuesta realizada por las comunidades autónomas gobernadas por el PP en la reunión sectorial para flexibilizar los requisitos que se exigen a los MIR de último año y facilitar su labor en los centros con déficit de médicos.

Al respecto, los regionalistas han señalado que han preguntado a Pascual "quién será el médico tutor del residente si en los consultorios rurales no hay facultativos", y han advertido contra una posible precarización del trabajo de los médicos residentes.

Además, los alcaldes del PRC han urgido al Gobierno a cumplir los mandatos aprobados hace meses por el Parlamento como la puesta en marcha de una política de incentivos económicos y profesionales y un programa de vivienda gratuita para las plazas médicas de difícil cobertura; la resolución de los concursos de traslados pendientes; la consideración de la medicina de familia y la pediatría como "categorías deficitarias sujetas a un complemento que incentive" a los profesionales, y la inclusión del trabajo burocrático que desarrollan médicos y enfermeras en el Plan de Simplificación Administrativa y Reducción de Cargas que está elaborando el Ejecutivo.

Por último, el PRC ha recordado que alguna de esas medidas, como la vivienda gratuita, han sido implantadas por ayuntamientos regionalistas como Valderredible, que "de esta forma ha logrado cubrir la plaza médica que había permanecido vacante durante meses"

"Si puede hacerlo un ayuntamiento, con más razón el Gobierno, que es el competente y el que cuenta con todos los medios para ello", han concluido los regionalistas.