viernes 27/5/22

El PRC y la oposición (PP, Cs y Vox) han unido este lunes en el Pleno del Parlamento regional sus votos para criticar el "retraso" en la tramitación de los tramos pendientes de la autovía A-73 (Burgos-Aguilar de Campoo) e instar al Gobierno regional a que "negocie" con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) un calendario para concluir esta infraestructura.

El "retraso" en la A-73 ha vuelto a separar, en esta ocasión, a los dos socios del Ejecutivo regional, PRC y PSOE, que han roto su habitual sintonía de voto a la hora de pronunciarse sobre esta iniciativa del PP: unos (los regionalistas) para votar a favor y los otros (los socialistas) en contra.

Durante el debate, los populares han criticado la "paralización" de la tramitación de los tramos pendientes de la A-73 y han acusado al Gobierno de España de falta de compromiso y al Ejecutivo regional de, ante esta actitud, parecer "resignado" y "sin luchar".

Por ello, el PP ha justificado esta iniciativa al considerar que "ya que el Gobierno de Cantabria no es capaz de obtener del Ministerio ningún compromiso para reactivar las obras" de la A-73 debe ser el Parlamento regional el que "tome la iniciativa" y "luche" por que al menos haya un calendario para avanzar en la tramitación de los tramos que restan.

Pese a estas críticas de los 'populares' al Gobierno de Cantabria, y principalmente al presidente, Miguel Ángel Revilla, y al consejero de Obras Públicas, José Luis Gochicoa (ambos del PRC), por "no luchar" por esta infraestructura y ser capaz de conseguir un compromiso del Estado para acabarla, los regionalistas han votado a favor de la iniciativa del PP.

También el PRC ha votado a favor pese a que había presentado una enmienda de modificación a la iniciativa que no ha sido aceptada por el PP.

En ella, los regionalistas buscaban incluir en el texto de la misma explícitamente la palabra "malestar" por el retraso que acumula la tramitación de los tramos pendientes de la obra y, además, añadían la petición que desde el Parlamento de Cantabria se instara a la Junta de Castilla y León a plantear ante el Ministerio como una "prioridad" la ejecución de estas obras.

"Es fundamental que la Junta de Castilla y León se implique de verdad", ha reclamado el diputado regionalista Pablo Diestro, que ha asegurado que Cantabria no puede seguir reinvindicando "sola" esta infraestructura.

De este modo, los regionalistas han hecho un llamamiento al presidente de la Junta de Castilla y León, el 'popular' Alfonso Fernández Mañueco, a "remar" junto a Revilla para conseguir que se acabe esta infraestructura.

Sin embargo, el PP no ha aceptado esta enmienda del PRC a su iniciativa al considerar que introducir esta reclamación a la Junta de Castilla y León no solo es "un exceso" sino una "trampa" de los regionalistas para "desviar el debate".

También el resto de grupos de la oposición y el PSOE, socio del PRC en el Gobierno regional, han criticado que los regionalistas pretendan incluir en la iniciativa esta reclamación a la Junta de Castilla y León.

Al respecto, el socialista Javier García-Oliva ha apuntado que, en el ámbito del "respeto institucional", a su grupo "no le parece lo más adecuado" que el Parlamento de Cantabria tenga que dirigirse a una institución ajena a la comunidad autónoma, como es la Junta de Castilla y León, para decirle cuál debe de ser su prioridad.

Para el PP, la enmienda de los regionalistas es el "máximo exponente de la incapacidad del Gobierno de Cantabria para exigir algo". Solo, en su opinión, así se entiende que el PRC considere "fundamental" que sea la Junta de CyL la que pida al Ministerio que reactive esta obra "porque el Gobierno de Cantabria solo está para las pequeñas cosas y la gracias".

Vox también ha sido muy crítico con la petición de los regionalistas y su portavoz, Cristóbal Palacio, ha censurado que un partido como el PRC que, según ha dicho, "ha cimentado su identidad" en defender que Cantabria es algo diferenciado a Castilla y León y en "dar la espalda" a esa comunidad, "descubra ahora que necesita a Castilla".

Pese a que los regionalistas han visto como su enmienda no era aceptada han votado a favor de la iniciativa del PP, en la que se propone el calendario que debería de negociar el Gobierno de Cantabria con el Ministerio para esta obra.

Así, se plantea incluir la licitación del tramo Quintanaortuño-Montorio en el transcurso del año 2022, por tratarse del que se encuentra en más avanzado estado de tramitación. Respecto al tramo Báscones de Valdivia-Aguilar de Campoo se propone licitarlo en el primer semestre de 2023 y, respecto a los restantes tramos (Montorio-Santa Cruz del Tozo y Santa Cruz del Tozo-Pedrosa de Valdelucio) se pide que se liciten en 2023.

OTROS PUNTOS

PRC y PSOE sí se han unido para tumbar con su mayoría absoluta en la Cámara dos proposiciones no de ley de PP y Cs que pedían medidas de apoyo al sector primario ante la situación "insostenible" que ha generado el alza de precios en el cereal, el combustible o la energía.

Aunque todos los grupos han defendido el sector primario y han reconocido la difícil situación que atraviesa, las iniciativas solo han contado con el apoyo de los grupos de la oposición, que han lamentado que en la gestión actual del campo "lo verde está por encima del ser humano" y se pone "al lobo por encima de los ganaderos", con exigencias de bienestar animal o prohibiciones de uso de productos fitosanitarios y fertilizantes para luego importar productos más baratos de países donde "no se ponen las mismas exigencias".

Mientas, regionalistas y socialistas han repasado todas las ayudas puestas en marcha por los gobiernos de España y Cantabria en favor del sector --han destacado que el Ejecutivo regional ha consensuado recientemente un paquete de medidas de 21 millones para el sector ganadero y "llegarán más"-- y han considerado que las propuestas debatidas hoy son "extemporáneas" y "llegan tarde", porque "ya estamos llevando a cabo todas estas medidas".

En concreto, la PNL de Cs pedía habilitar una línea de ayudas para el sector primario, elaborar un plan de choque ante el incremento de los costes de producción, aplicar la Ley de la Cadena Alimentaria para evitar las ventas a pérdidas y revisar la PAC para primar las producciones europeas ante la situación derivada de la guerra en Ucrania; mientras que la de los populares reclamaba nueve medidas concretas entre las que se encontraban reducir impuestos o aplicar bonificaciones, ya que el grupo defiende que las ayudas "llegan hasta donde llegan", pero "lo que de verdad es eficaz son las medidas" y se necesita "un cambio de 180 grados en el sistema de gestión del campo español".

PRC y PSOE iban a aprobar la iniciativa de Cs porque defendían que sus peticiones ya están en marcha, pero finalmente no lo han hecho al aceptar el partido naranja una enmienda de modificación de Vox que se centraba en que el dinero "llegue cuanto antes al sector". Para ello, añadía la petición de ejecutar "de forma inmediata" las ayudas puestas en marcha o aplicar la Ley de la Cadena Alimentaria "a la mayor brevedad".

Tampoco se ha aprobado una iniciativa de Vox para reclamar a los gobiernos de España y de Cantabria que incorporen protocolos para apoyar a aquellas personas que no tienen los conocimientos o medios tecnológicos para poder hacer sus gestiones de forma telemática y se les ofrezcan soluciones alternativas y presenciales, algo que también se pide a las entidades bancarias.

PRC y PSOE han presentado una enmienda que modificaba parte del texto de la iniciativa pero no ha sido aceptada por Vox, tras lo cual, socialistas y regionalistas han votado en contra.

PRC y oposición se unen para criticar el "retraso" de la A-73 y pedir avances en los...
Comentarios