El PP pide ayudas directas para paliar la subida de los costes de producción en el sector del pan

La presidenta del Partido Popular, María José Sáenz de Buruaga, ha denunciado "la falta de apoyo y el desprecio" del Gobierno regional PRC-PSOE al sector del pan, y ha anunciado que su partido reclamará en el Parlamento de Cantabria que se habiliten ayudas directas a estas empresas para paliar el incremento "insoportable" de los costes de producción.

Buruaga ha hecho este anuncio tras mantener una reunión con el presidente de la Confederación Española de Panadería, Bollería, Pastelería y Afines, Eduardo Villar, y representantes de la Asociación Cántabra de Comercio e Industria de Panadería (ACIPAN).

La dirigente popular les ha trasladado que el PP ya ha registrado en el Parlamento una propuesta de resolución para pedir al Gobierno regional que habilite para los negocios de panadería y las empresas distribuidoras del pan subvenciones similares a las que ha establecido para otros sectores económicos afectados por la guerra de Ucrania.

Según ha recordado Buruaga, estos empresarios, que conforman un sector "esencial" al generar productos que forman parte de la dieta básica y son "vitales en nuestra sociedad", han sido excluidos "sin fundamento" del decreto que regula la concesión directa de subvenciones por parte Sodercan. "No hay ningún motivo que justifique esa exclusión. Las panaderías se ven afectadas todos los días por esos incrementos de costes que no pueden repercutir al usuario y, por eso, debemos ayudarlas", ha señalado.

Las empresas del sector del pan fabrican, comercializan y distribuyen sus productos y el aumento de los costes de todo tipo que han sufrido pueden convertir en inviables muchos de estos negocios. Las materias primas se han encarecido entre un 60 y un 120 por ciento; la luz entre un 70 y un 300%, el gas entre un 270 y un 500%, a lo que se suma el incremento de los costes de la maquinaria, el embalaje y el transporte, imprescindible para acercar a los hogares estos productos, sobre todo en las zonas rurales.

La presidenta popular ha incidido en que la mayoría son pequeñas empresas de carácter familiar y autónomos que realizan un servicio que, en las zonas rurales, ayuda a evitar el despoblamiento y a fijar la población. "Muchas veces es el panadero la única persona que visita las viviendas en algunos núcleos alejados y con población muy envejecida en nuestras zonas rurales", ha remarcado.

Frente al "abandono" del Gobierno, el PP le reclama que publique de forma urgente un nuevo decreto de ayudas directas acordado con ACIPAN para que estas empresas, que emplean en Cantabria directamente a 500 personas además de los autónomos que también forman parte de ellas, puedan ser incluidas como afectadas por los efectos económicos derivados de la invasión de Ucrania.

En la iniciativa, una proposición no de ley, el PP pide también que se faciliten al sector líneas de crédito en condiciones ventajosas para poder hacer frente a la financiación necesaria para conseguir que esos negocios se mantengan abiertos y prestando ese servicio "esencial" que realizan por toda Cantabria.

Además, se propone que, junto con la asociación, se elabore un plan en el que participen todos los departamentos del Gobierno para conseguir el mantenimiento de la actual red de panaderías, sobre todo en el entorno rural, y si fuera posible, la apertura de nuevos proyectos empresariales que permitan el relevo generacional.

Por último, se plantea también un plan de ayudas y asesoramiento que permita al sector conseguir fondos para implementar aquellas inversiones imprescindibles para lograr mejorar su eficiencia energética y lograr el necesario relevo generacional.

Para Buruaga, "no es de recibo que estos empresarios no tengan un referente dentro del Gobierno de Cantabria al que plantear toda la problemática que sufren, y se les maree de consejería en consejería sin proporcionarles las soluciones que necesitan".

Comentarios