lunes. 27.06.2022

La Fiscalía solicita una pena de cinco años de prisión para un acusado de estafar 65.000 euros a una empresa de quesos de Cantabria, que ya había sido condenado anteriormente por el mismo delito.

En su condición de administrador único de una mercantil, realizaba pedidos de queso a una empresa entregando a cambio unos pagarés que nunca pudieron ser cobrados.

El juicio se celebrará este martes, 24 de mayo, a las 10.00 horas en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria, ha informado el Tribunal Superior de Justicia.

Según el escrito de acusación de la fiscalía, entre noviembre de 2012 y febrero de 2013 el acusado realizó un total de ocho pedidos de queso de oveja --dos cada mes--, por un importe total superior a 65.000 euros, entregando a cambio unos pagarés que debían hacerse efectivos en una cuenta de la que era titular otra empresa del acusado.

"Los pedidos fueron entregados al acusado y, sin embargo, ninguno de ellos fue abonado al haber sido devueltos los pagarés cuando se presentaron al cobro en la fecha de su vencimiento", explica el ministerio fiscal.

Y añade que sucedió "por haber extraído el saldo existente en dicha cuenta el acusado, emitiendo diversos cheques, al portador y a su nombre, que posteriormente cobró él mismo".

El importe total de los pedidos y de los gastos generados por la devolución de los pagarés asciende a 66.700 euros.

Los hechos constituyen, a juicio de la fiscalía, un delito de estafa agravada que imputa tanto al acusado como a la empresa en nombre de la cual realizó los pedidos. En el caso de él, entiende el ministerio público que concurre la circunstancia agravante de reincidencia, ya que ha sido condenado anteriormente por el mismo delito.

La petición de condena que realiza la fiscalía asciende a cinco años de prisión y 3.000 euros de multa para el acusado, y de 2.100 euros de multa para la empresa.

Además, solicita que de manera conjunta indemnicen a la empresa de quesos en 66.700 euros, el importe de los pedidos no abonado y de los gastos bancarios generados.

La acusación particular, que representa a la empresa cántabra de quesos, se suma a la petición de condena que realiza el ministerio fiscal.

Piden cinco años de prisión por estafar 65.000 euros a una empresa de queso
Comentarios