jueves. 29.09.2022

El fiscal ha solicitado una pena de cinco años de prisión y multa de 30.000 euros a cada uno de los tres acusados de conformar un grupo criminal con la intención de introducir cocaína en Cantabria, a lo largo del año pasado y primeros meses de este 2022.

Según el escrito de acusación del ministerio público, al que ha tenido acceso Europa Press, uno de ellos hacía de jefe de grupo y encargaba a otro sucesivos viajes a Madrid, en concreto a la localidad de Alcobendas, para que aprovechando su condición de transportista trajera a la región la sustancias que le proporcionaba el tercer implicado. Una vez en Cantabria, dejaba la droga en casa del cabecilla.

El líder de la trama llamó al transportista el 29 de enero, para ofrecerle el trabajo de traer cocaína de la capital a la comunidad autónoma. Así, a las seis y media de la tarde fue a su domicilio, donde una persona le entregó el dinero para pagar la droga.

A continuación, partió hacia Madrid, y llegó sobre las diez y media de la noche a Alcobendas, donde contactó con el tercer involucrado y la fuerzas actuantes abortaron la operación de entrega y aprehendieron 669 gramos que acababan de colocar en la furgoneta, y también ocuparon cerca de 42.000 que pensaba entregar a cambio de la mercancía, que se iba a distribuir entre consumidores cántabros.

En posteriores registros en domicilios de los sospechosos en Santander, Parbayón y Getafe se halló droga, dinero procedente del tráfico de la misma, dos vehículos comprados con ese dinero, diversos elementos para la distribución de la cocaína, o armas de fuego sin licencia.

La Fiscalía les considera autores de un delito contra la salud pública de sustancias que causan grave daño a la salud y otro de integración de grupo criminal, por los que pide cuatro y un año de cárcel.

El juicio se celebrará el próximo mes de septiembre en la Audiencia Provincial de Cantabria.

Piden cinco años de prisión y 30.000 euros a tres acusados de introducir cocaína en...
Comentarios