USO cree que los datos son "muy preocupantes" y vaticinan "un difícil 2023" para Cantabria

La secretaria general de USO Cantabria, Mercedes Martínez Zubimendi
photo_camera La secretaria general de USO Cantabria, Mercedes Martínez Zubimendi

USO considera "muy preocupantes" los últimos datos de paro dados a conocer este martes, que a su juicio adelantan "un difícil 2023 para Cantabria", pues la comunidad ha cerrado el año con 3.329 desempleados menos que en 2021 pero ha experimentado un aumento de 137 parados en diciembre, un mes "históricamente propicio para el empleo".

"Ni el espumillón ni el maquillaje de la reforma laboral han salvado la debacle del empleo en un pésimo fin de año para Cantabria. La cada vez más acusada dependencia del turismo y una mala campaña navideña han dejado desnuda la realidad económica de nuestra región", ha valorado el sindicato en un comunicado tras conocerse hoy los datos.

"La contundente 'foto finish' que nos deja nuestra región en términos de empleo es muy preocupante", ha opinado USO, destacando que ha aumentado el paro en un la Seguridad Social ha cerrado el año con una caída de 1.608 afiliados registrados en el régimen general en un solo mes, casi la mitad de lo que había ganado en todo el año 2022.

Además, ha añadido que "el pesimismo del sector servicios queda latente en la caída del número de contratos realizados en el último mes del año, que bajó en un 4,35%" en un mes como el de diciembre, marcado por la contratación navideña, con respecto a un mes "plano como es noviembre". Por su parte, la industria fue protagonista solo del 8,4% del total de 13.235 contratos realizados, ha remarcado el sindicato.

PARADOS "BORRADOS" DE LAS ESTADÍSTICAS

USO también ha advertido nuevamente de la "desnaturalización" de las estadísticas del desempleo tras la reforma laboral. "La realidad en Cantabria está muy lejos de los 33.485 parados reconocidos por el Servicio Público de Empleo". "Fuera de este balance quedan 5.468 parados disfrazados como fijos discontinuos, 1.775 parados denominados 'otros no ocupados' y 3.253 parados denominados como disponibilidad limitada".

Todos ellos, sumados, apuntan que "hay 43.981 cántabros que están registrados como demandantes de empleo y que no tienen actividad laboral, 10.496 parados borrados de las estadísticas oficiales como desempleados para mayor lustre y boato del Gobierno de Pedro Sánchez", ha criticado el sindicato.

Aún así, ha advertido que las estadísticas "no pueden esconder" el "parón económico de Cantabria, que cada año se muestra como una región sin proyecto ni impulso económico, una industria que se encuentra en la UVI y que solo le queda esperar que salga el sol para saber si habrá turistas y algo de trabajo temporal".

Comentarios