miércoles. 06.07.2022

Las obras del MITECO en el Saja para evitar inundaciones en Reocín, Cabezón y Mazcuerras comenzarán en 2022

El Ministerio ha aprobado los expedientes de información pública y los proyectos, por valor de 10,5 millones

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha aprobado los expedientes de información pública y los proyectos de recuperación hidromorfológica y medioambiental del río Saja en los municipios de Reocín, Cabezón de las Sal y Mazcuerras, que suman un importe de casi 10,5 millones y buscan reducir el riesgo de inundaciones. Está previsto que las obras se liciten, adjudiquen y arranquen en 2022.

Las obras en sí durarán aproximadamente un año, si bien habrá actuaciones de seguimiento y acciones de participación pública en la gestión de los espacios, que se prevén extender otros dos años más.

Se trata de los proyectos de 'Recuperación hidromorfológica del río Saja entre los núcleos de Caranceja (Reocín) y Casar de Periedo (Cabezón de la Sal) por importe de unos 3,9 millones, y el de 'Recuperación medioambiental del Saja entre los puentes de Santa Lucía (Cabezón) y Virgen de la Peña (Mazcuerras), por 6,56 millones.

Así lo han anunciado la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, y el presidente de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, Manuel Gutiérrez, quienes se han este miércoles reunido con el consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, José Luis Gochicoa, y los alcaldes de Cabezón de la Sal, Víctor Reinoso; Mazcuerras, Franciso Javier Camino, y Reocín, Pablo Diestro.

También han asistido a la reunión los alcaldes pedáneos de Mazcuerras, Francisco Javier Saiz; de Carrejo y Santibañez (Cabezón de la Sal), Manuel González; Ontoria y Vernejo (Cabezón de la Sal), Óscar López; Casar de Periedo (Cabezón de la Sal), María Jesús Guerra, y Caranceja (Reocín), Mario Iglesias.

En el encuentro, que ha tenido lugar en la Delegación del Gobierno, Quiñones y Gutiérrez han informado del avance de estos proyectos a financiar por la Dirección General del Agua del Ministerio.

La aprobación de los expedientes de información pública y los proyectos permite iniciar la tramitación económica para la ejecución de estas actuaciones.

PROYECTO CARANCEJA-CASAR DE PERIEDO

En relación a la primera de las actuaciones, entre Caranceja y Casar de Periedo, durante el periodo de información pública sólo se presentó una alegación en la que, básicamente, se solicitaba que se desplazase la mota de protección contra las avenidas del Saja en Caranceja hacia el cauce, que fue desestimada por, según la Confederación, ser una solución "contraria a la normativa de aguas, al ubicarse en zona inundable para el periodo de retorno de 100 años, y zona de flujo preferente, en terrenos en situación básica de suelo rural, además de por incrementar considerablemente las afecciones a terceros".

El proyecto plantea recuperar antiguos brazos del río Saja, actualmente sin funcionamiento, a los que se les dará continuidad hasta aguas abajo de Casar de Periedo, para lo que será necesario la construcción de una obra de drenaje bajo la carretera N-634 a su paso por Caranceja.

Estas actuaciones se complementarán, además, con elementos de defensa contra las avenidas de las poblaciones de Casar de Periedo y Caranceja.

Junto con estas propuestas, y con el fin de favorecer la mejora de la calidad genética y ecológica de las comunidades vegetales en el cauce recuperado, se implantarán tratamientos de silvicultura, mitigación y control de especies exóticas y recolonización con variedades autóctonas establecidas en otros tramos del río.

PROYECTO ENTRE PUENTES SANTA LUCÍA-VIRGEN DE LA PEÑA

En relación con la segunda de las actuaciones, entre los puentes de Santa Lucía y Virgen de la Peña, durante el periodo de información pública se presentaron 330 alegaciones, estimándose, según la Confederación, "una parte importante", básicamente las relativas a la tipología de mota proyectada en la margen izquierda, sustituyendo la mota ciclable por una cultivable.

Además, se ejecuta, a su vez, una nueva mota cultivable de 800 metros de longitud en la margen derecha Saja, se elimina el proceso de renaturalización del lecho del río en el tramo encauzado, se proyecta la reactivación del brazo derecho del río Saja aguas arriba de la pasarela de madera, se modifica la tipología de la obra de drenaje en la zona recreativa de Mazcuerras por una estructura de un único vano, además de otras pequeñas variaciones de menor entidad.

La intervención busca la restauración y mejora de los hábitats fluviales asociados al río Saja, así como la defensa frente a inundaciones en un tramo de unos 6 kilómetros que abarca desde el puente de la Virgen de la Peña, que une las localidades de Villanueva de la Peña y Virgen de la Peña, y el puente de Santa Lucía, situado en Santibáñez.

Entre las actuaciones se incluyen la mejora de sus márgenes mediante la eliminación de barreras longitudinales y su tratamiento mediante técnicas de bioingeniería; la eliminación de obstáculos transversales; la gestión de la vegetación existente, con erradicación de especies invasoras y plantación de especies autóctonas; la ejecución de motas de delimitación del espacio fluvial y de defensa contra inundaciones, y el incremento de la laminación en avenidas mediante setos, barreras de retención y zonas de amortiguación.

Estas actuaciones, junto con la implantación de filtros verdes, la recogida y gestión de residuos, también contribuirán a la mejora de la calidad de las aguas.

Además, el proyecto incluye la instalación de cartelería temática, actuaciones de voluntariado ambiental y divulgación, una app interactiva así como el desarrollo de un estudio de evaluación del éxito de la restauración propuesta.

Se han incluido, además, los medios necesarios para facilitar un acuerdo de custodia del territorio de este tramo del río entre la Confederación y las personas o entidades públicas y privadas interesadas.

Según la Confederación, este proyecto, junto con las actuaciones que desarrollará el Gobierno de Cantabria en las zonas urbanas contribuirán a reducir muy significativamente el riesgo de inundación de las zonas habitadas de Cabezón de la Sal y Mazcuerras.

COLABORACIÓN DEL RESTO DE ADMINISTRACIONES

Como actuaciones complementarias a las que va a ejecutar la Confederación entre Santa Lucía y Virgen de la Peña, el Gobierno de Cantabria tiene previstas cinco actuaciones de defensa contra inundaciones de zonas habitadas que suman otro millón y medio, incluyéndose en aquellas zonas "donde no queda más remedio", la ejecución de escolleras u otro medio de protección.

De las cinco obras, ya hay una terminada en la zona de El Minchón (Cabezón de la Sal), otra que se adjudicará próximamente y una ya licitada y se adjudicará a principios de 2022. Las dos restantes se licitarán el próximo año. La previsión es que casi todas las actuaciones estén concluidas el próximo año, según ha señalado Gochicoa.

En cuanto a la disposición de los terrenos, las juntas vecinales y los ayuntamientos afectados ponen a disposición los terrenos de su titularidad para la ejecución de las obras, tras las cuales los consistorios se comprometen a la conservación y mantenimiento de las mismas.

Para el caso de la actuación de Caranceja-Casar de Periedo, los terrenos de titularidad privada los pone a disposición el Gobierno de Cantabria, cuya relación de bienes y derechos afectados por el proyecto se encuentra actualmente en información pública.

La delegada del Gobierno y el consejero se han felicitado por la solución adoptada y por la colaboración entre Administraciones para llegar a ella.

Según Gochicoa, este conjunto de acciones "coordinadas" y "acompasadas" hará que el "próximo invierno la situación vaya a ser muy diferente" y se acabe con la "incertidumbre" que aún puede existir en la actualidad sobre el riesgo de inundaciones.

Las obras del MITECO en el Saja para evitar inundaciones en Reocín, Cabezón y...
Comentarios