viernes. 12.08.2022

El Ministerio no descarta la Isla de Solvay para acoger Vuelta Ostrera una vez descontaminada

La descontaminación costaría entre 20 y 25 millones, indica Ciudadanos, que apuesta por esta opción

Un informe del Ministerio para la Transición Ecológica establece que descontaminar la Isla de Solvay, el primer emplazamiento elegido por este departamento para ubicar la depuradora de Vuelta Ostrera, costaría entre 20 y 25 millones de euros, y no descarta que, una vez limpia, pueda utilizarse para instalar allí la EDAR.

Así lo han informado hoy en rueda de prensa el coordinador de Ciudadanos (Cs), Félix Álvarez, y la portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Suances, Ruth Pérez, que han dado a conocer este informe y que apuestan por esta opción.

Además, Ciudadanos ha solicitado la comparecencia urgente del consejero de Medio Ambiente, Guillermo Blanco, para informar sobre el asunto, que genera "preocupación" en el partido naranja.

Álvarez ha explicado que su formación, después de ocho meses, ha tenido acceso a un informe que "confirma" los "rumores y declaraciones solapadas del Ministerio" de que la alternativa elegida para Vuelta Ostrera era la Isla de Monti o de Solvay, así como que los suelos están "altamente contaminados y suponen "un riesgo inasumible para los trabajadores que pudieran construir la nueva depuradora o los que trabajasen en ella".

"Es inadmisible la exposición al riesgo por elementos cancerígenos como el arsénico, mercurio, zinc, bario, etcétera", ha subrayado.

El diputado ha explicado que el informe descarta construir la nueva depuradora en la Isla de Solvay debido a la contaminación de los suelos, "salvo que se acometa la descontaminación, que tendría un coste de entre 20 y 25 millones de euros".

En el caso de que no se produjera la descontaminación de los suelos, la opción es ubicar la EDAR en Cortiguera.

Álvarez ha subrayado que todo esto son "hechos contrastados y no debatibles" y convierten lo que antes era un problema --dónde construir al depuradora-- en tres: dónde, qué hacer con los terrenos contaminados "de manera oficial" de la Isla de Solvay, y cuál es el riesgo real de que esos suelos puedan afectar a la zona y a los ciudadanos de la cuenca del Besaya.

Para Ciudadanos, lo "prudente" sería acometer la limpieza de los suelos, eliminando así el riesgo de que "algún día pueda ceder o desbordase y provocar un desastre ambiental y ecológico como ocurrió en Aznalcóllar", y posteriormente instalar en la Isla de Solvay, "ya descontaminada", la depuradora.

De este modo se "matarían dos pájaros de un tiro" pues, según Álvarez, se sanearían los suelos, con lo que se protegería a los ciudadanos, y después se construiría la depuradora "en el lugar más propicio según los estudios medioambientales que se realizaron por los técnicos y especialistas".

Por otra parte, Cs ha denunciado el "silencio y el engaño" al que el Ejecutivo de Cantabria "ha sometido a los vecinos de la cuenca del Besaya al ocultar este informe". "¿O me va a decir el Gobierno que no tiene conocimiento de este informe, que fue enviado hace un año a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico?", se ha preguntado.

Para el coordinador de Cs, es "absolutamente intolerable que el Gobierno de Cantabria haya ocultado este informe que confirma la contaminación de los suelos de la Isla de Solvay y nos deja con la preocupación de qué puede pasar en el futuro con una riada o un movimiento de tierra, que pueda desbordarse y acabar todos estos elementos cancerígenos y contaminantes esparcidos por todo el Besaya".

Por ello, Cs solicitará la comparecencia urgente del consejero de Medio Ambiente para que explique "todas estas cuestiones que nos dejan muy preocupados".

"Sabemos lo que hay: se hicieron once catas y han dado como resultado que los terrenos y las aguas que rodean la zona están altamente contaminados. ¿Podemos permitirnos tener esa espada de Damocles ecológica y medioambiental encima de la cabeza de todos los vecinos de la cuenca del Besaya? Evidentemente, no", ha subrayado el diputado.

En este sentido, ha recordado que la Ley de Residuos y de Terrenos Contaminados habrá de cumplirse. Según dicha normativa, el responsable de la limpieza es la empresa o particulares que contaminen. "Pedimos algo tan revolucionario como cumplir la ley", ha ironizado.

Mientras, Pérez ha subrayado que ubicar la EDAR en otro lugar "no exime de la descontaminación" y ha avanzado que Cs Suances va a reclamar que se reúna la mesa de trabajo de Vuelta Ostrera para que tanto el resto de partidos políticos, como asociaciones ecologistas, sociedad civil y vecinos de Suances "puedan estudiar y debatir" las conclusiones de este informe.

Por otra parte, los representantes de Cs han subrayado que los elementos contaminantes de la Isla de Solvay están "muy localizados", con lo que "no hay afección" alrededor y no suponen "un peligro para nadie", más allá de un "potencial riesgo" asociado a desbordamientos, riadas o movimientos de terrenos".

El Ministerio no descarta la Isla de Solvay para acoger Vuelta Ostrera una vez...
Comentarios