jueves. 06.10.2022

Las Mesas de Movilidad de Cantabria cuestionan la viabilidad del AVE y piden más inversión para los Cercanías

Han presentado al Gobierno un documento en el que piden mejoras en la red ferroviaria de Cantabria
Estación de tren de Santander (ancho ibérico)

Las Mesas de Movilidad de Cantabria (del Besaya y de la Bahía de Santander) han cuestionado la viabilidad de construir una doble vía de AVE entre Palencia y Reinosa como tiene planteado el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y han pedido que se destine más inversión para la Red de Cercanías.

En un comunicado, las Mesas han tildado de "barbaridad" el planteamiento del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana sobre la alta velocidad a Cantabria y han opinado que se trata de una infraestructura "sobredimensionada sobre la cual pesan demasiados interrogantes".

De hecho, han recordado el "tirón de orejas" del Tribunal de Cuentas Europeo que en 2018 cuestionaba la rentabilidad social y económica de muchas de las Líneas de Alta Velocidad ya construidas en España.

Te invitamos a que te descargues nuestra APP, 100% gratuita: para iPhone: https://apps.apple.com/us/app/ifomo-noticias/id1559815168 para Android: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.opennemas.ifomo

Por eso, a su juicio, "no se entiende" que desde el Ministerio sigan adelante con este proyecto, sobre el cual pesan --ha insistido-- "varias incógnitas".

"Desconocemos datos fundamentales como el número de circulaciones esperadas, la estimación del volumen de viajeros, el tiempo que se va a reducir el trayecto y el coste final del billete", han aseverado.

Respecto al precio, han señalado que ya el actual es "bastante elevado" ya que un billete Santander-Madrid, ida y vuelta, cuesta 83,5 euros en clase turista.

Al respecto, se han preguntado "quién va a ser capaz de pagar los 100€ que acabe costando ir y volver en AVE". "¿Merece la pena gastar tanto dinero público para un público objetivo escaso y de alto poder adquisitivo?", han apostillado.

Desde el colectivo han pedido al Ministerio, a través de la Delegación del Gobierno, que ponga estos datos sobre la mesa para valorar si verdaderamente compensa realizar una inversión de varios cientos de millones de euros para una infraestructura que --ha apuntado-- "antes de la pandemia utilizaban 360.000 viajeros al año y que seguramente vaya a ser muy deficitaria".

Por estos motivos, han presentado al Gobierno de España un documento en el que detallan las que son, a su juicio, las prioridades de inversión del Estado en la comunidad autónoma, centradas en la solución de los problemas que arrastra la Red de Cercanías, utilizada por 3,8 millones de personas cada año pero "con potencial de recuperar los más de 5 millones que llegó a tener hace una década".

Por un lado, han propuesto mejoras en la infraestructura, tales como la supresión de limitaciones temporales de velocidad y la duplicación de la vía en tres puntos muy concretos de la red: los tramos Nueva Montaña-Valle Real, La Cantábrica-Orejo y Puente San Miguel-Torrelavega, actuaciones que, según han resaltado, "no sólo permitirán reducir los tiempos de viaje sino que mejorarán la respuesta de la red ante accidentes y averías".

Igualmente, han planteado una serie de mejoras destinadas a facilitar el uso del tren en Cantabria, tales como la recuperación de las frecuencias de regionales a Bilbao, Valladolid y Oviedo perdidas con el Estado de Alarma; la creación de un Consorcio de Transportes; la ejecución de obras que aseguren la accesibilidad de todas las estaciones (permitiendo así cumplir con la directiva europea al respecto).

También han pedido la implantación de la devolución Xpress del billete en caso de anulación o retraso superior a 15 minutos y la recuperación de las oficinas de atención personal al viajero en estaciones, como Reinosa o Torrelavega.

CARRETERAS

Por otra lado, las Mesas de Movilidad han planteado algunas de sus reivindicaciones en materia de carreteras, en ámbitos como el acondionamiento, mejoras de la seguridad o carriles bici.

Así, por ejemplo, ante la próxima implantación del rebaje de la velocidad máxima en vía urbana de un carril por sentido a 30 Km./h, han reclamado acciones concretas de información y concienciación tanto a la ciudadanía como a Administraciones locales sobre la medida, que entrará en vigor el 11 de mayo.

También piden redistribuir el espacio existente en las calzadas de las carreteras nacionales, en especial en zonas urbanas y zonas interurbanas que conecten localidades próximas, y aprovecharlas amplias secciones de calzada existentes para asignar espacio a peatones y ciclistas de manera que la movilidad entre localidades sea más cómoda, segura y sostenible.

En este sentido, se recomienda seguir el modelo aplicado en la N-634 en el municipio de Reocín y se proponen acciones en la N-629, entre Colindres y Limpias, para dar cabida AL tramo pendiente del BiciSON del Plan de Movilidad Ciclista de Cantabria; en la subida a Azoños (N-611); o esta misma carreteras en los tramos de Los Corrales de Buelna que no estén transferidos al Ayuntamiento; en la N-623 a su paso por Renedo de Piélagos.

Además, consideran necesario realizar proyectos de mejora de la seguridad en distintos puntos.

Las Mesas de Movilidad de Cantabria cuestionan la viabilidad del AVE y piden más...
Comentarios