miércoles. 06.07.2022

El Boletín Oficial de Cantabria (BOC) publica hoy la resolución de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente por la que se convocan las ayudas destinadas a las entidades locales costeras de la Comunidad Autónoma para la limpieza este año de las playas rurales, por un importe total de 300.000 euros.

Están destinadas a financiar los gastos municipales originados por la limpieza de estos enclaves de elevada fragilidad paisajística en un entorno poco transformado que mantiene un carácter rural, con difícil acceso y un uso moderado.

Las actuaciones objeto de subvención deben estar encaminadas a la conservación y protección de los hábitats naturales, especies de singular interés y preservación del elevado potencial paisajístico de las playas rurales, como parte del patrimonio natural y origen de múltiples servicios ecosistémicos.

Las playas rurales de Cantabria representan aproximadamente el 32% de las 91 playas relacionadas con el Plan de Ordenación del Litoral frente al 20% de semirrurales, el 22% de perirubanas y el 26% de urbanas, representando el 45% de las playas de la región que se encuentran en espacios naturales protegidos.

Las playas rurales que existen en Cantabria son Sonabia y San Julián (Liendo); Aila (Laredo); Helgueras Este y Oeste (Noja); Antuerta (Bareyo); Arnillas, Langre, Langre la pequeña, Somo Este y Puntal (Ribamontán al Mar); Covachos (Santa Cruz de Bezana); Canallave y Valdearenas (Piélagos); y Usgo y Los Caballos (Miengo).

También, Tagle o El Sable (Suances); Santa Justa (Santillana del Mar); La Rabia (Valdáliga); Oyambre (Valdáliga y San Vicente de la Barquera); Gerruca y Gerra, Merón y Fuentes (San Vicente de la Barquera), y Berellín, El Sable, Topicu, Radillu y Lledrá, Aramal y El Pedrero (Val de San Vicente).

Las entidades interesadas podrán solicitar las ayudas hasta el próximo 11 de marzo y lo podrán hacer para la limpieza, bien de todas o de algunas de las playas pertenecientes a su término municipal.

Se subvencionarán tanto actuaciones manuales como las realizadas con medios mecánicos, y el número mínimo de intervenciones a realizar será de 95 para cada una de las playas para las que se solicita la ayuda.

Las solicitudes se podrán presentar en el registro de la Consejería o en cualquier otro permitido por la normativa.

El consejero Guillermo Blanco ha destacado que el objetivo de estas ayudas es contribuir a que los municipios con playas rurales adopten un sistema de limpieza y conservación adecuado a las peculiaridades de las playas de Cantabria.

Blanco se ha mostrado partidario de promover actuaciones de limpieza de arenales "que no afecten al equilibrio de sus ecosistemas y contribuyan a la preservación del elevado potencial paisajístico, ecológico y recreativo de la región".

En este sentido, ha abogado por adoptar medidas eficaces para lograr un nivel óptimo de las condiciones higiénico-sanitarias para los usuarios de estos arenales, además de no suponer alteraciones en la biodiversidad costera y los perfiles de playa, provocar pérdida de sedimentos y afectar al valor paisajístico de dichos enclaves.

Ante el actual contexto de emergencia climática, se considera necesario promover y apoyar todas aquellas medidas que permitan un equilibrio entre la preservación de los sistemas naturales y su disfrute por parte de la ciudadanía con todos sus beneficios, ha subrayado.

Medio Ambiente destina 300.000 euros a la limpieza de las playas rurales de Cantabria
Comentarios