Martín afirma que la nueva terminal de ferry estará operativa para 2023

El presidente de la Autoridad Portuaria de Santander (APS), Francisco Martín, ha asegurado hoy que las obras para la construcción de la nueva terminal de ferry "están en plazo" y que "si no hay imprevistos" el Puerto "cumplirá con su compromiso de tenerla lista para 2023".

Para Martín, los trabajos, que incluyen una estación de suministro de gas natural liquado (GNL) y la construcción del muelle de Maliaño en sus tramos 1 a 4, son "absolutamente necesarios" para garantizar el suministro de GNL a los nuevos buques, hacer frente al incremento del tamaño de los barcos y mejorar la integración urbana del puerto.

El presidente de la APS, que ha visitado la marcha de los trabajos junto al presidente y CEO de Brittany Ferries, Jean Marc Roué y Christophe Mathieu, respectivamente, ha incidido en que "con este hito estamos asistiendo a la transformación del puerto y haciéndolo mucho más competitivo, además de mejorar las vistas de los vecinos que paseen por Antonio López, ya que vamos a demoler el resto de las naves de Maliaño".

En estos momentos se encuentra en Santander el buque 'Salamanca', primer ferry de GNL que llega al puerto y gemelo del buque 'Santoña', que es el que operará las líneas de Santander, ambos de la compañía francesa.

MUELLE DE MALIAÑO TRAMOS 1-4

La obra, con un presupuesto de 19 millones de euros, tiene prevista su finalización en marzo de 2023. Entre las próximas actuaciones, el 1 de febrero se iniciará la demolición del resto de naves de Maliaño por un importe de 500.000 euros y con un plazo de ejecución de cinco meses; y en octubre comenzará la urbanización del parking de la terminal de ferry por un importe de dos millones de euros y un plazo de ejecución de seis meses.

Además, en los próximos días comenzarán los trabajos de pilotaje del nuevo tablero del futuro muelle por el lado del tacón donde se situará la nueva rampa ro-ro.

Con esta actuación se recuperará una longitud de atraque de 375 metros y 8 metros de calado, con la posibilidad de incrementarlo hasta 9,5 metros mediante dragado, en caso de que fuera necesario en el futuro.

El muelle permitirá el atraque de buques ro-ro cargo y buques ro-pax (ferris), y ocasionalmente, también de cruceros.

La obra posibilitará trasladar las líneas regulares de ferris al nuevo muelle del tramo 1-4 de Maliaño, liberando el muelle de bloques y la estación marítima para el atraque de cruceros. La nueva infraestructura podrá utilizarse también para el atraque de pequeños buques inactivos en su extremo sur.

ESTACIÓN DE BÚNKER DE GNL

El consorcio formado por Puerto de Santander, Repsol LNG Holding, (RLH), ESK y Enagás ha iniciado la construcción de una instalación de suministro de GNL cuyas obras finalizarán previsiblemente a finales de 2022.

La APS otorgó el 26 de mayo de 2020 una concesión a Repsol LNG Holding S.A. para ocupar una superficie de 4.902 metros cuadrados en el muelle de Maliaño con destino a la construcción y explotación de una estación de suministro de GNL para buques, destinada a uso particular y en exclusiva del concesionario. El presupuesto de inversión asciende a 10 millones de euros y el plazo concesional es de 15 años.

La nueva instalación está pensada para la carga de GNL como combustible a buques del tipo ferry, que tienen una capacidad de almacenamiento de hasta 1.000 metros cúbicos. La instalación tiene la suficiente flexibilidad para poder suministrar a otro tipo de barcos. También dispone de los elementos necesarios que permitan futuras ampliaciones para adaptarse a futuras demandas de GNL.

Esta acción cuenta, además, con una ayuda europea dentro del programa CEF-Transport.

Comentarios