miércoles. 07.12.2022

La fiscal delegada contra la Violencia sobre la Mujer, Pilar Marín Nájera, ha destacado que España es un país "pionero" en la lucha contra esta lacra, aunque ha reconocido que aún "nos queda mucha tarea por hacer". Así, por ejemplo, ha considerado que la ley aprobada hace quince años en la materia "es buenísima, pero se ha quedado corta".

Y también cree que se ha "avanzado mucho" en relación con la violencia física, aunque a su juicio hay "pocas" condenas por la psicológica, que es "más difícil" de detectar y de probar a pesar de que está "detrás" del 80% de los casos. Al hilo, ha mostrado su preocupación por conductas "pocos seguras" de jóvenes en redes sociales, que al compartir y difundir datos e imágenes generan "menos intimidad" y, al tiempo, mayor "vulnerabilidad a ataques".

Marín Nájera ha hecho estas y otras reflexiones en una conferencia que ha impartido en la Universidad de Cantabria con motivo de la conmemoración, este 25 de noviembre, del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Bajo el lema 'Violencia de género y justicia: retos de futuro' la que fuera fiscal superior de esta Comunidad Autónoma ha repasado los pasos dados tras la aprobación de la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, analizando "las certezas, los avances y los puntos débiles", es decir, los aspectos en los que se debe incidir para seguir avanzando contra esta lacra.

Ha considerado que España es un país "privilegiado" en la lucha contra la violencia de género ya que, además de adherirse al Convenio de Estambul o alcanzar un Pacto de Estado en la materia, cuenta con una ley que fue "pionera" y herramientas "adecuadas". Ahora bien, Marín Nájera cree que tres lustros después de su entrada en vigor la norma "se ha quedado corta" y en un "momento muy delicado" en el que surgen grupos que "dudan" de la violencia de género y de la ley.

Frente a ello, ha defendido que la violencia de género es "una gran realidad" y de carácter "universal" además, ya que se trata de una lacra "económica" -que representa el 0,8 por ciento del PIB-, "social" y "familiar", así como también una "pandemia" en el sentido de que víctima o agresor puede ser "cualquier" persona.

Al respecto, la fiscal ha recordado que la violencia de género "mata", en concreto a 1.028 mujeres y 34 niños en España desde que se contabilizan respectivamente estos datos, y ha dejado además a 275 menores huérfanos.

460 DENUNCIAS DIARIAS QUE SOLO SON "LA PUNTA DEL ICEBERG"

En cuanto a las denuncias, ha indicado que en el último año se han interpuesto 166.961, que suponen una media de 460 al día, aunque son solo la "punta del iceberg" debido a que muchas víctimas no denuncian por "miedo" o "vergüenza", mientras que otras tardan hasta varios años en dar ese paso.

"Es muy duro denunciar", ha admitido Marín Nájera, que considera que se trata de "un momento heróico" en el sentido de que supone reconocer "un fracaso de vida" y para el que se precisa tener "fuerzas".

La fiscal --que considera que existen dos vías para combatir este problema: la educación y el derecho-- ha apostado por la formación, a formadores, a niños y a la sociedad en general; y ha valorado también distintas sentencias judiciales, porque reconocen como daño psicológico a la madre el que un padre mate a los hijos -o intente hacerlo-, que se declare "perversión" o "crueldad" en estos casos o se apliquen agravantes como la de parentesco.

Precisamente, los menores hijos de víctimas de violencia de género figuran entre los retos a abordar, para que tengan siempre el "interés superior" y se adopten medidas "drásticas" para su protección desde el principio.

Otras cuestiones a afrontar de cara al futuro son la lucha contra los estereotipos de género o el seguimiento de esta lacra entre adolescentes y a través del uso que hacen de las redes sociales, según ha apuntado Pilar Marín Nájera para finalizar.

Marín Nájera cree que la ley de violencia de género "se ha quedado corta" y alerta de...
Comentarios