lunes. 28.11.2022

La consejera de Educación de Cantabria, Marina Lombó, ha defendido hoy que el próximo curso "hay que caminar a la normalidad" e "ir abriendo" las limitaciones del actual, pero siempre desde un protocolo de seguridad.

Porque la consejera considera "clave" mantener las medidas preventivas y el corredor establecido entre Educación y Sanidad para la gestión de casos Covid el próximo curso de cara a asegurar la presencialidad.

A preguntas de la prensa sobre el nuevo escenario que ofrece el próximo año escolar, en el que se prevé que algunos alumnos mayores puedan estar vacunados, la consejera ha afirmado que eso sería "deseable" por la "tranquilidad y seguridad" que aporta, si bien ha recordado que en otros niveles, como Infantil y Primaria, no es probable que suceda.

Por eso y aunque "hipotéticamente" parece que la situación mejorará, la Consejería está plantificando el curso con medidas preventivas de seguridad, sobre todo en los interiores de los centros, "porque, aunque se haya avanzado con la vacuna, en Infantil y Primaria no creo que los niños estén vacunados".

De ahí que se mantengan las medidas de prevención para aportar seguridad a los centros. La gestión también incluye contemplar "recursos suficientes" para mantener condiciones similares a las de este año, ha dicho.

Como ya avanzó ayer, la intención es "ir flexibilizando" las actuaciones en exteriores, permitiendo mayor interacción, siempre en relación con la situación epidemiológica del momento. "Hay que caminar a la normalidad y aunque empecemos el curso con limitaciones, debemos ir abriendo", ha señalado.

Lombo defiende que el próximo curso escolar "hay que caminar hacia la normalidad"
Comentarios