viernes. 30.09.2022

Los juzgados cántabros recuperaron su actividad en 2021, con niveles similares a 2019

Los órganos civiles se colocaron a la cabeza de todo el país en resolución y los de lo social están entre los que más pleitos reciben

Los juzgados y tribunales de Cantabria recuperaron completamente su actividad el año pasado, cuando ingresaron 77.362 asuntos y resolvieron 78.074, lo que supone un 12,3 y 18,3 por ciento más, respectivamente, respecto a 2020, ejercicio marcado por el Covid.

Sin embargo, si esas cifras se comparan con las de 2019, previo a la pandemia, hubo un 1,1% menos de entradas pero un 1,27% más de resoluciones. Esto demuestra la vuelta a la normalidad en la región, igual que en España, donde en 2021 los asuntos subieron un 13,4% en términos interanuales y fueron apenas un 0,1% menos que en 2019.

También la resolución experimentó un incremento a nivel nacional respecto al año del coronavirus (del 20,9%), pero no tan acusado respecto a dos anualidades antes (del 4%).

LITIGIOSIDAD

Los nuevos asuntos que llegaron a los órganos judiciales de la comunidad autónoma el pasado año se traducen en una tasa de litigiosidad de 132,35 pleitos por cada mil habitantes, prácticamente la misma que la del conjunto del país, de 132,33.

No obstante, si se analiza por jurisdicciones, los órganos civiles cántabros se encuentran entre los que más pleitos reciben, con una tasa de 61,78 por millar de ciudadanos, frente al 54,54 de la media.

Y la buena actuación de estos órganos a lo largo del año les sitúa a la cabeza en resolución en el conjunto del país: los juzgados civiles sacaron adelante un número de asuntos equivalente a los que ingresaron y un 6% más; esto es, situaron su tasa de resolución en 1,06, frente a una media nacional de 1,00.

También se encuentran entre los que más asuntos ingresaron de toda España los órganos laborales de Cantabria, con 12,02 asuntos por cada mil habitantes frente a una media de 9,41.

Aunque el número de asuntos que resolvieron durante el pasado ejercicio creció un 34,2% respecto a 2020, su tasa de pendencia -mide la relación de los asuntos en trámite frente a los finalizados- se situó en 0,84, ligeramente por encima de la media, del 0,80.

Estos datos proceden del Informe sobre la situación de los órganos judiciales que trimestralmente elabora el Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial y que ha difundido este miércoles con cifras del cuarto trimestre de 2021 y la anualidad completa.

LOS ÓRGANOS CIVILES, LOS DE MAYOR RESOLUCIÓN DE ESPAÑA

Los juzgados y tribunales de Cantabria dictaron en 2021 un total de 78.499 resoluciones, entre sentencias (24.801), autos (32.664) y decretos (21.034).

La tasa de resolución, que relaciona los asuntos que entraron y los que se resolvieron, se situó el año pasado en 1,01, lo que significa que se ventilaron el mismo número de asuntos que los que ingresaron y un 1 por ciento más, al igual que en España.

Sin embargo, si se analiza esta tasa por jurisdicciones, fueron los órganos civiles los que tiraron al alza de la misma. Y es que se colocaron a la cabeza en resolución de todo el país, junto con Andalucía, con una tasa de 1,06, frente a una media del 1,00.

También en el 1,00 se situó la tasa de resolución de los órganos penales cántabros, lo que significa que resolvieron la misma cantidad de asuntos que los que ingresaron (tasa nacional de 1,01).

Por su parte, los contencioso-administrativos resolvieron un número de asuntos equivalente al 89% de los que ingresaron (tasa de 0,89 frente a 1,00 de la media); y los laborales ventilaron un número equivalente al 84% de la entrada (tasa de 0,84 y del 1,02 en España).

PENDENCIA

Así las cosas, a 31 de diciembre permanecían en trámite 32.785 asuntos, lo que supone un incremento de apenas el 0,8% respecto a los procedimientos que estaban en esa situación un año antes.

La tasa de pendencia -que pone en relación los asuntos que permanecen en trámite con los que ya salieron del juzgado-, sigue estando en Cantabria por debajo de la media: 0,42 frente a 0,50.

No obstante, por jurisdicciones, la civil, la penal y la contencioso-administrativa tienen tasas inferiores a las españolas, pero la laboral sí se encuentra por encima.

En línea con lo anterior, la tasa de congestión de Cantabria -la que pone en relación el total de asuntos por resolver (los que ya estaban en el juzgado al comienzo del periodo y los nuevos que entraron en el trimestre) con los que se resuelven-, se encuentra por debajo de la media: el 1,41 frente al 1,49.

Igualmente, todas las jurisdicciones tienen mejores tasas que las de la media nacional salvo la laboral, donde la relación entre el conjunto de asuntos que están por resolver (nuevos y pendientes) y los resueltos arroja una cifra de 1,86 frente a 1,81 del país.

Los juzgados cántabros recuperaron su actividad en 2021, con niveles similares a 2019
Comentarios