jueves. 06.10.2022

Las intervenciones de los servicios de emergencia de Cantabria en costa y playas aumentaron un 78,7% este verano

10:00 horas. Sala de prensa del Gobierno de Cantabria
La consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández Viaña, presenta, en rueda de prensa, el balance de emergencias gestionadas por el Gobierno este verano.
21 de septiembre de 2022
Fotografía: Silvia Bouzo
10:00 horas. Sala de prensa del Gobierno de Cantabria La consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández Viaña, presenta, en rueda de prensa, el balance de emergencias gestionadas por el Gobierno este verano. 21 de septiembre de 2022 Fotografía: Silvia Bouzo

El número de rescates y asistencias en zonas de costa y playa de Cantabria coordinadas este verano por los servicios de emergencias del Gobierno, 112 y equipo de intervención de Protección Civil, ha aumentado un 78,7% en comparación con el mismo periodo del año pasado, debido a una "masiva afluencia" de visitantes durante un periodo estival de altas temperaturas.

Así lo ha anunciado este miércoles la consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández, en una rueda de prensa para informar sobre el balance de emergencias gestionadas por el Gobierno entre el 15 de junio y el 15 de septiembre, que en zonas de playa ha realizado un total de 295 intervenciones, entre las que destacan 9 incidentes trágicos, con el fallecimiento de cinco personas por ahogamiento y cuatro por causas naturales.

A nivel general, el servicio de emergencias 112 ha recibido en verano un total de 86.788 llamadas, de las que 49.249 han sido para atender situaciones de emergencia, que han derivado en la gestión de 10.126 intervenciones. La media de llamadas diarias atendidas ha sido de 953 y las emergencias gestionadas cada jornada de 111.

Continuando con las zonas costeras y playas, para atender esas 295 situaciones de "máxima urgencia", se ha movilizado al helicóptero del Gobierno en 58 ocasiones, lo que supone un 383% más que el pasado ejercicio; y se ha requerido de la actuación de los bomberos del 112 doce veces, un 140% más que en 2021.

El incremento de estos incidentes, propiciados por el "caluroso verano" que ha potenciado la organización de planes de este tipo, ha supuesto un descenso en el número de intervenciones en las actividades realizadas en el interior, tanto en zonas de montaña como en otras áreas como pistas forestales o ríos, donde las intervenciones se han reducido un 12%, pasando de 92 en 2021, a 81 este año.

En las zonas de montaña, donde no se recomienda llevar a cabo actividades con las altas temperaturas, ha habido un total de 62 rescates, frente a los 69 del pasado año, un 11,2% menos. Pese a este descenso, Fernández ha recordado a los senderistas la "importancia" de una buena planificación y preparación antes de iniciar rutas que pueden complicarse por las condiciones meteorológicas o por la caída de la noche en lugares sin apenas comunicación.

En estas situaciones, bien por los lugares en los que se han producido los incidentes, por el tipo de lesiones o por las dificultades de la operación, el equipo de intervención de Protección Civil ha tenido que actuar en 57 ocasiones, un 128% más, y los bomberos del 112 en 24, un 50% más.

En el apartado de accidentes deportivos, vinculados a la actividad física que se dan en entornos de fácil acceso como núcleos poblacionales, las estadísticas muestran un descenso del 11,8%, pasando de 101 a 89 en este verano. En estos casos, solo se ha requerido la presencia del helicóptero en una ocasión y de los bomberos en cuatro.

Con todos estos datos, en las áreas de ocio ha habido un incremento general de los incidentes del 29,8%, lo que ha provocado un 205% más de movilizaciones del helicóptero del Gobierno y un 29% más de salidas de los bomberos del 112. El número total de rescates y asistencias de este tipo han pasado de 358 en 2021 a 465 en este ejercicio.

Respecto a los accidentes de tráfico, han aumentado un 2,6%, aunque sobre todo en vías regionales, pasando de 206 a 248 llamadas (20,3% más). En carreteras nacionales ha habido un descenso de los avisos del 5,7%, pasando de las 433 del año pasado a las 408 de este.

A juicio de Fernández, esto también muestra como el turismo rural se ha visto propiciado en Cantabria por el buen tiempo y la "belleza" paisajística de la región.

La consejera ha subrayado que desde el Gobierno siempre se trabaja con la ecuación de que cuanta más gente hay, más incidentes ocurren, y este año los arenales han estado "llenos" fruto del incremento del turismo y de las "inusuales" temperaturas máximas marcadas por las olas de calor.

Esto ha supuesto además que el Gobierno haya tenido que intervenir en las zonas afectadas por la falta de agua, realizando en estos tres meses un total de 34 abastecimientos en 12 municipios, a los que se ha suministrado 49.200 litros de agua.

La consejera ha agradecido el "duro trabajo" de los servicios gestionados por su Consejería, así como al resto de servicios de todas las instituciones de Cantabria. "Su vocación y su profesionalidad son dignas de admiración", ha añadido Paula Fernández, quien ha valorado por encima de todo "la parte humana" de los trabajadores, sin olvidar el plano técnico.

"Así son nuestros servicios de emergencias, profesionales y humanos, y lo demuestran en cada intervención. Estoy muy orgullosa." ha remarcado justo antes de recordar que con el próximo cambio y modernización de la sede del 112, con el apoyo de los fondos REACT-EU, se pondrá en marcha una nueva central con la última tecnología en gestión de emergencias, para garantizar su "óptimo funcionamiento hasta en las condiciones más extremas".

Las intervenciones de los servicios de emergencia de Cantabria en costa y playas...
Comentarios