viernes. 07.10.2022

El albergue juvenil de Tama acoge durante esta semana a un total de diez jóvenes entre 20 y 29 años que participan en el programa piloto europeo de empleo juvenil 'From Outdoor to the labour market', que en España, solo se está implantado en Cantabria.

El programa está impulsado por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, a través de la Dirección General de Juventud, y la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo, a través de la Dirección General de Economía y Asuntos Europeos.

Se trata de una experiencia piloto que en la actualidad se está realizando en otros países europeos como Irlanda y Polonia, y que aborda, desde instrumentos innovadores, la problemática del empleo juvenil para aquellos que o bien no tienen la formación adecuada o que mantienen una actitud apática frente al mercado laboral.

El consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes, ha visitado a este primer grupo que, durante estos días y dirigido por tres monitores formados en Escocia, realizarán distintas actividades al aire libre y, posteriormente, recibirán formación para dotarles de herramientas que favorezcan la empleabilidad.

En el encuentro, el consejero les ha animado a aprovechar la oportunidad que les ofrece este novedoso proyecto y ha puesto de relieve la importancia de establecer contactos entre los participantes en el mismo.

Lo que se pretende con este método, que en nuestro país solo se está implantando en Cantabria, es contactar con los jóvenes para estimularlos, hacerles descubrir su valía y que sean capaces por sí mismos de descubrir sus habilidades personales, sociales, laborales o profesionales que les permita afrontar con un talante activo, su lucha por el empleo y su plena integración en la sociedad.

Este proyecto se está desarrollando con gran éxito en Escocia a través de la Universidad de Edimburgo y la experiencia, que ahora se traslada a Cantabria, se basa en el beneficio que aporta a los jóvenes tomar parte en actividades al aire libre y que requieren esfuerzo y colaboración para llevarlas a cabo, lo que favorece su crecimiento social y personal.

Este programa tiene un presupuesto aproximado de 400.000 euros, de los que Cantabria aporta alrededor del 15% y del que podrán beneficiarse durante un periodo de 42 meses, hasta el 2022, alrededor de 300 jóvenes de Cantabria.

Se plantean dos fases para su desarrollo. En la primera, los formadores cántabros han sido instruidos por la Universidad de Edimburgo y esta formación les ha permitido adaptar las actividades de aprendizaje al aire libre que desarrollarán con los jóvenes cántabros (diseñadas en Escocia), atendiendo a las circunstancias regionales y factores específicos tanto culturales como geográficos.

La segunda, que es la que está en marcha en estos momentos, es el aprendizaje al aire libre, donde los jóvenes participarán de diferentes actividades motivadoras y de aprendizaje personal, descubriendo sus capacidades y su valía, así como sus habilidades personales, sociales, laborales o profesionales.

Posteriormente, al aprendizaje se verá complementado con cursos de preparación para el empleo a través de cursos online y presenciales, basados en la motivación y la gamificación (técnicas didácticas en base al uso de juegos). El proceso concluirá con una serie de contactos entre distintas empresas de la región, que les aportaran sus experiencias para la búsqueda de empleo.

Cantabria impulsa el empleo juvenil a través de un programa piloto europeo
Comentarios