La Guardia Civil realiza en Cantabria un curso de formación y un simulacro de amenazas nucleares y biológicas

La Guardia Civil ha realizado en Cantabria un curso de formación sobre riesgos ante amenazas Nucleares, Radiológicas, Biológico y Químico (NRBQ), que ha incluido, como cierre este viernes, un simulacro en el Puerto de Santander.

Este curso ha sido impartido por personal de la Unidad Central Operativa NRBQ de la Dirección de la Guardia Civil, apoyado por personal especialista NRBQ de la Zona de Cantabria, ha formado a 26 agentes de las Unidades de Seguridad Ciudadana (USECIC), de las Zonas de Cantabria y Asturias, así como de las Comandancias de Palencia, Burgos y Vizcaya..

Según ha informado la Guardia Civil, la formación de los agentes que reciben este curso resulta de vital importancia ante una actuación en un incidente de carácter NRBQ, y ha consistido principalmente en la identificación temprana de un suceso de este tipo, lo que resulta fundamental para reducir el número de afectados; asegurar y zonificar el área de máximo riesgo, así como evacuar a posibles afectados hasta la llegada de las unidades especializadas.

El curso, de carácter especializado y multidisciplinar, compuesto de diferentes fases teóricas y prácticas, se ha desarrollado entre los días 10 y 14 de junio en la sede de la Zona de la Guardia Civil de Cantabria.

La actividad ha finalizado este viernes con un ejercicio práctico en el Puerto de Santander, donde se han desplegado los medios y personal participantes para evaluar los conocimientos adquiridos. Los agentes han quedado capacitados para desempeñar sus funciones de defensa de la seguridad ante un eventual riesgo en el ámbito NRBQ.

El ejercicio ha consistido en un simulacro ante el hallazgo en un edificio público de una amenaza compatible con efectos nucleares, radiológicos, biológicos o químicos. En esta práctica se han puesto de manifiesto las capacidades existentes para atajar el ataque, simulándose el acordonamiento y seguridad de una zona, la inspección de la amenaza, así como la descontaminación de los agentes participantes, entre otras variantes evaluadas.

Actualmente, la Guardia Civil es el Cuerpo Policial con mayores capacidades de intervención a nivel mundial ante un incidente de este tipo, al tener formados unos 2.500 componentes en diferentes unidades distribuidas por todo el territorio nacional.