martes. 27.09.2022

El Boletín Oficial de Cantabria (BOC) ha publicado hoy la resolución de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente por la que se convocan ayudas, por importe de 150.000 euros, destinadas a las entidades locales de la región para que adopten medidas de prevención contra la avispa asiática en 2022 mediante prácticas de trampeo selectivo de reinas.

Podrán ser beneficiarios los ayuntamientos que durante los meses de febrero a junio coloquen trampas autorizadas con atrayente selectivo contra la avispa asiática y lleven a cabo su revisión y control periódico.

Las ayudas se concederán para los gastos propios e inherentes a la ejecución de prácticas de trampeo selectivo autorizadas, tanto de compra de material o producto, como de mano de obra, con gastos justificados hasta 5.000 euros en un 100% y un importe máximo de ayuda por beneficiario de 5.000 euros, con un coste estimado de 40 euros por trampa.

El número máximo de trampas deberá ser inferior a cinco por kilómetro cuadrado y deberán ser revisadas de manera periódica, estando los beneficiarios obligados a disponer de los datos de geolocalización de las trampas y la información estadística sobre los insectos capturados.

Las trampas y atrayentes autorizados podrán ser caseros, semicaseros y comerciales, y deberán colgarse, en el caso de las trampas, a una altura aproximada de 1,5 metros en zonas soleadas y resguardadas del viento, en plantas de especial interés para la avispa asiática, en un radio de 100-150 metros de nidos del año anterior y en árboles que pueden tener polen o pulgón.

Las solicitudes de ayuda podrán presentarse desde este jueves 10 y hasta el 1 de agosto en el registro de la Consejería o cualquier otro permitido por la actual normativa.

El consejero de Desarrollo Rural, Guillermo Blanco, ha destacado que estas ayudas representan una de las herramientas "más eficaces y útiles", al fomentar la implicación de los ayuntamientos en la realización en sus municipios de sistemas de trampeos, "la principal vía de ataque de expansión de la especie al evitar la formación de enjambres".

"Para que realmente sean eficaces todos nuestros esfuerzos de prevención deben realizarse de manera generalizada y coordinada con los municipios y las comarcas afectadas", ha insistido Blanco, quien ha confiado en que estas subvenciones contribuyan a mejorar los resultados de la "acertada" estrategia de control de reinas que "tan bien está funcionando en Cantabria" con el fin de frenar la expansión de una especie exótica invasora que plantea "una clara amenaza a la biodiversidad, al salvar los obstáculos ecológicos y establecerse en zonas situadas fuera de su área de distribución".

Su rápida expansión en el medio natural, ha explicado, desplaza a las especies autóctonas competidoras y provoca un grave impacto medioambiental y económico, "fundamentalmente por la desaparición de polinizadores y el consiguiente daño para la producción apícola, además de las pérdidas que provoca en el sector de la fruticultura y del riesgo adicional que supone para la seguridad ciudadana".

El Gobierno de Cantabria, ha recordado, cuenta desde el año 2018 con un protocolo de actuación, consensuado con apicultores y expertos, que "es una referencia a la hora de aplicar los métodos más eficaces y seguros en materia de trampeo, atrayentes y protocolos de actuación".

El Gobierno convoca ayudas para los ayuntamientos para prevención contra la avispa...
Comentarios