jueves. 29.09.2022

El Gobierno de Cantabria y los grupos parlamentarios apuestan por trabajar en una "postura única" sobre financiación

Rechazan la propuesta del Ministerio, el PP cree que Cantabria va "tarde" y el PRC que hay que ser "más arriesgados" en las alternativas

El Gobierno de Cantabria y los grupos del Parlamento regional han coincidido en su rechazo a la propuesta del Ministerio de Hacienda sobre financiación autonómica y en la defensa de un modelo en el que prime el coste de los servicios sobre otros criterios y muestran su disposición a trabajar juntos para llevar a la negociación ante el Gobierno de España una "postura única".

Así se ha puesto de manifiesto en la Comisión de Economía y Hacienda del Parlamento, donde este martes ha comparecido la consejera del área, María Sánchez (PSOE), quien ha tendido la mano a los grupos para que aporten alternativas técnicas para ampliar las alegaciones de la regiónante la propuesta estatal para reformar el actual modelo de financiación autonómica. Todas las alegaciones recibidas complementarían las ya enviadas, el pasado mes de enero, al Ministerio.

En su intervención, Sánchez ha reconocido que la propuesta del Ministerio, tal y como ha sido planteada, podría llevar a la comunidad a perder entre 203 y 472 millones de entregas a cuenta respecto a las previstas para este año, lo que tendría consecuencias "insostenibles" para la economía de Cantabria y "comprometería seriamente su suficiencia financiera".

También ha expuesto de nuevo las alegaciones que Cantabria ha remitido a la propuesta del Ministerio. En estas alegaciones, se pide el mantenimiento del 'status quo', algo "irrenunciable", según Sánchez; que se evalúe y pondere de una forma "más realista" el impacto del envejecimiento poblacional y la dispersión en la variable sanidad; "dar más relevancia a la orografía" y considerarla como "variable propia"; "redefinir" la variable dispersión geográfica para que sea "más realista" y reclamar que la partida de costes fijos se reparta "entre las comunidades que realmente lo necesitan".

Según ha dicho, ahora "toca esperar" a la respuesta del Ministerio a las alegaciones de las comunidades autónomas, sin que haya un calendario para ello. La consejera ha mostrado su disposición a informar a los grupos parlamentarios de las novedades o avances en el tema.

De forma general, los grupos han reconocido el trabajo realizado con las alegaciones presentadas, que, según ha insistido la consejera, tienen un carácter "técnico".

PRC: "HAY QUE SER MÁS ARRIESGADOS Y AMBICIOSOS EN LAS ALTERNATIVAS"

En este sentido, desde el PRC --socio de los socialistas en el Gobierno regional-- se ha opinado que Cantabria debería aportar, además de alegaciones técnicas, otras también "políticas".

En ese sentido, la consejera ha señalado que el actual estadio inicial las alegaciones son de "carácter técnico", aunque "quizás en sucesivas ocasiones" se pueda incoporar en ellas un "componente más político".

Los regionalistas creen también que hay que "ser más arriesgados y más ambiciosos a la hora de plantear alternativas al sistema" y que el Gobierno "debiera hacer un esfuerzo por gestionar la unanimidad que existe en la Cámara" respecto al tema "en aras de llevar una postura conjunta" ante la comunidad autónoma, según ha señalado el portavoz, Pedro Hernando.

Para trabajar en ello, ha abogado por crear, dentro de la Comisión de Economía y Hacienda del Parlamento, un grupo de trabajo específico sobre financiación autonómica, al que pueda acudir el Gobierno y expertos para trabajar "con los papeles" y que permita llegar a unas "pequeñas conclusiones".

"Tenemos que partir de que cualquier documento tiene que suponer una mejora para Cantabria. Si no, no hay financiación autonómica posible", ha dicho el regionalista, que considera que "si no hay entre 14.000 y 17.000 millones de euros más" para repartir "no puede salir adelante" el nuevo sistema. "No podemos repartir lo que tenemos", ha dicho Hernando.

En este sentido, ha señalado que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha hablado de incorporar al reparto 16.500 millones más y ha preguntado a la consejera si, con ese dato, han hecho el cálculo de cómo quedaría esa financiación.

Además, considera que se debería de trabajar "en nuevos modelos de reparto" y se ha preguntado "por qué" se debe aceptar que el 96% de la financiación dependa de valores poblacionales mientras que los no poblacionales solo representen un 4%.

También Hernando ha señalado que lo que el PSOE y el PP "defienden en Cantabria" no es lo mismo que dicen en Castilla y León, Madrid o la Comunidad Valenciana y cree que el "grave riesgo" que tiene Cantabria es que cuando el asunto de la financiación llegue al Congreso los diputados cántabros de esos partidos "se plieguen" a lo que digan sus partidos a nivel nacional y al interés de los votos, quedándose solo en la defensa de los intereses de Cantabria el regionalista José María Mazón.

PP: "LOS PEORES AUGURIOS SE HAN CUMPLIDO"

El PP, por su parte, considera que el cálculo de la población ajustada que plantea el Ministerio es "insostenible" y ha lamentado que "en cualquier escenario" --desde el más pesimista al más optimista de los analizados para las alegaciones-- supone una disminución de ingresos para Cantabria y supodría la "pérdida de la autonomía financiera" de la comunidad.

"Los peores augurios se han cumplido", ha dicho la popular Isabel Urrutia, que ha culpado de ello a un PSOE al que "no le importa hipotecar el futuro del país" y "ceder lo que haga falta para contentar a unos socios que les chantajean" con tal de mantenerse en el poder. Ha alertado que en el reparto de los fondos europeos, ha predominado el criterio de población, lo que, a su juicio, puede ser un "indicador" de por "dóne puede ir los tiros". Según ha dicho, ese criterio de población sería "letal" para Cantabria.

También ha señalado que, mientras la "mayoría" de las comunidades "se han ido rearmando" en todo este tiempo para respaldar con informes y datos los argumentos que respalden sus intereses en materia de financiación, el Gobierno de Cantabria "no ha hecho nada", algo que ha contradicho la consejera.

CS: LA PROPUESTA DEL MINISTERIO ES "INACEPTABLE"

Por su parte, Cs ha tildado de "inaceptable" la propuesta del Ministerio. "Ni 200 millones ni 400. Cantabria no puede permitirse el lujo de perder ese dinero", ha dicho su portavoz, Félix Álvarez.

Considera que se ha hecho un "trabajo excelente" con las alegaciones, las cuales ha respaldado, y cree que hay "tiempo suficiente" para trabajar, mostrando el apoyo de su grupo al Gobierno en este tema y ha considerado "fundamental" que del Parlamento salga una "unanimidad" sobre la postura de Cantabria para que la comunidad pueda ir "con la fuerza necesaria" a afontar esas "duras, largas y complejas negociaciones" que, según ha dicho, se avecinan.

EL PSOE PIDE AFRONTAR EL DEBATE SIN "FRENTISMO"

En la comisión, no ha participado ningún representante de Vox, el otro partido de la oposición, ya que el diputado Armando Blanco no ha podido acudir.

Por su parte, la portavoz del PSOE, Noelia Cobo, ha pedido que el debate sobre financiación no debe abordarse "desde el frentismo", ni entre comunidades y tampoco "contra el Gobierno de la Nación". "Con contundencia sí, con firmeza pero sin enfangar el debate dese posicionamientos partidistas", ha dicho.

El Gobierno de Cantabria y los grupos parlamentarios apuestan por trabajar en una...
Comentarios