viernes. 12.08.2022

El Gobierno de Cantabria defiende el nuevo modelo adoptado en la Oficina de Asistencia a Víctimas de Delito

El director general de Justicia achaca a una cuestión "jurídica" el cambio de personal en la asistencia psicológica a las víctimas.
El director general de Justicia de Cantabria, Pablo Antonio Ortiz, en el Parlamento

El director general de Justicia, Pablo Antonio Ortiz, ha defendido el cambio de modelo adoptado en la Oficina de Asistencia a las Víctimas del Delito pues, según ha dicho, ha permitido "implementar mejoras" de espacio, de personal, medios y tecnología y cambios "positivos" y ha abogado por seguir avanzando en esta dirección para dotar a sus usuarios de un "ámbito amigable, familiar y preparado".

Así lo ha puesto de manifiesto durante su comparecencia de este martes en el Parlamento de Cantabria, donde ha señalado que se está analizando la necesidad, o no, de aprobar una norma propia que regule la Oficina en el ámbito de la comunidad autónoma, algo que aún está "en estudio" y que ya fue avanzado hace un mes por la consejera de Justicia, Paula Fernández.

La Oficina de Asistencia a las Víctimas de Delito presta asistencia a víctimas de delitos violentos con resultado de muerte, lesiones graves o daños contra la salud física o mental, así como a las víctimas de los delitos contra la libertad sexual, ya sean víctimas directas o indirectas.

Reubicada en unas nuevas dependencias en el Complejo Judicial de Las Salesas, tiene la función de garantizar los derechos de estas víctimas prestándoles una asistencia integral durante el procedimiento judicial y con posterioridad al mismo durante un tiempo "prudencial".

En ellas, según ha detallado Ortiz, se informa a las víctimas sobre las posibilidades de acciones judiciales a emprender, de solicitud de medidas de protección, de acceso a la justicia gratuita o a subvenciones y también se les da apoyo psicológico especializado, un servicio que desde enero de 2021 se presta con personal propio y no, como hasta entonces, donde eran profesionales del Colegio de Psicología de Cantabria quienes lo hacían.

Precisamente, la comparencencia de Ortiz ante la Comisión de Presidencia, Interior, Justicia y Acción y Exterior del Parlamento de Cantabria solicitada por el PP ha tenido como objeto informar sobre los cambios de personal producidos en el seno de esta oficina.

CAMBIO EN LA ASISTECIA PSICOLÓGICA

Concretamente, se ha puesto de relevancia el cambio de personal en el servicio de asistencia psicológica especializada a las víctimas de esta Oficina después de que este servicio se pasase a prestar con personal propio, algo que ha achacado a una cuestion "jurídica".

Ha explicado que se adoptó este cambio después de que desde el Colegio de Psicología se informara a finales de 2020 de que no se seguiría prestando esa asistencia si no se suscribía un convenio para ello y de que, recabado por parte del Gobierno un informe jurídico sobre esta cuestión, se desaconsejase esta vía.

Frente a algunas protestas de los usuarios del servicio por este cambio de persona, el director general de Justicia ha defendido que "la prestación del servicio público debe preexistir con independencia de las personas que lo prestan" y ha reiterado la motivación jurídica de la decisión.

Ortiz ha defendido que quien presta actualmente esta asistencia es una persona "cualificada", con titulación de psicóloga y las estadísticas de estos primeros meses de su labor son "iguales, similares y positivas" que la anterior. Con el nuevo modelo, desde que comenzó el año, se han atendido a 82 personas.

"Lo principal es que guardemos la asistencia a las víctimas que se viene realizando y nadie puede pretender que los cargos públicos tengan una naturaleza heditaria y vitacilicia y, por tanto, tenemos que estar sometidos a cambios de este tipo, más si están refrendados con carácter jurídico", ha dicho.

COLABORACIÓN CON LAS OFICINAS DE VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

Por otra parte, Ortiz, ha explicado que desde este año se ha establecido una relación de colaboración entre esta Oficina de Asistencia a las Víctimas de Delito y las oficinas de violencia contra la mujer, dependientes de la Dirección General de Igualdad y Mujer de la Consejería de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte.

Ha reconocido que hasta este año no ha habido casi conexión entre estos dos servicios --"una pena", ha dicho-- y ha señalado que la comunicación entre ellos era "escasa, nula e incluso perjudicial para las víctimas" porque a veces se les daba asistencia "reiterada" e incluso con una dirección "no uniforme".

Sin embargo, ha explicado que desde este año quienes llegan a la Oficina de Asistencia a las Víctimas de Delito por haber sido objeto de violencia de género son, tras una primera asistencia inicial, derivadas a las oficinas especializadas.

Además, una vez transferidas, la Oficina de Asistencia a las Víctimas de Delito hace un seguimiento de la atención que se le está prestando en la oficina especializada.

Ortiz ha explicado que, por ahora, el modelo asistencial entre ambos servicios es "simplemente de colaboración".

Tras explicar que existen en las distintas comunidades diferentes modelos al respecto --algunas como La Rioja han unificado estas oficinas--, el director general de Justicia cree que por ahora en Cantabria se debe continuar con esta fórmula de colaboración entre ambas.

Y es que, a su juicio, la Oficina de Asistencia a las Víctimas de Delito en Cantabria "todavía debe madurar y crecer". "Cuando lo tengamos valoraremos otros estadíos", ha indicado.

El Gobierno de Cantabria defiende el nuevo modelo adoptado en la Oficina de Asistencia...
Comentarios