El Gobierno apoya la creación de una IGP del vino vinculada al sur de Cantabria

13:00 horas. Camesía Bodega del Alto Ebro. Polientes, Valderredible

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Alimentación, Pablo Palencia, realiza una visita institucional a la bodega Camesía Bodega del Alto Ebro. 8 JULIO 2024 © Miguel De la Parra
photo_camera 13:00 horas. Camesía Bodega del Alto Ebro. Polientes, Valderredible El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Alimentación, Pablo Palencia, realiza una visita institucional a la bodega Camesía Bodega del Alto Ebro. 8 JULIO 2024 © Miguel De la Parra

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Alimentación, Pablo Palencia, ha reafirmado el apoyo del Gobierno de Cantabria con el sector del vino, así como el impulso de su producción, comercialización y promoción. De manera especial, ha explicitado su apoyo a la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Sur de Cantabria.

El titular de Desarrollo Rural así lo ha señalado en el transcurso de una visita a la finca de Camesía Bodegas del Alto Ebro en Valderredible. Para Palencia, con la IGP se trata de dar respuesta a un sector que "va a crecer mucho en los próximos años".

En su opinión, la producción vitivinícola es el "máximo exponente" de lo que supone trabajar la tierra, ya que es un producto que tiene mucha identificación con la tierra en la que se produce, por ello desde el Ejecutivo ya se trabaja en el diseño de un plan de futuro, de apoyo a los productores y de apuesta por una "cultura que tienen tanto impacto en el territorio".

"Esta zona cuenta con productores y unas características climatológicas que permitirán dinamizar el municipio, potenciar el enoturismo de cara a fortalecer el modelo de negocio de las bodegas y la constitución de estrategias de comercialización conjunta", ha manifestado Palencia, quien ha asegurado que la filosofía y objetivos de Camesía son "totalmente coincidentes" con los propósitos que se plantea su departamento.

Teniendo en cuenta el crecimiento que ha experimentado el sector en los últimos años y las buenas perspectivas que plantea para los próximos ejercicios, Palencia ha afirmado que el Gobierno de Cantabria va a apostar por este sector y va a apoyar a sus productores en la puesta en marcha de prácticas de éxito como ésta.

Este sector tiene un futuro "prometedor" gracias a la "gran labor" de enólogos y viticultores, que ha permitido sacar adelante diferentes variedades de "gran calidad" siendo, a su vez, respetuosos con el medio ambiente.

Una opinión que ha sido compartida por el propietario de la bodega, Gustavo Lucio, quien ha asegurado que su bodega ya está dando los pasos para pasar de una comercialización más local hacia un mercado que incluya a toda la Comunidad Autónoma y ha apostado por diversificar la actividad agraria incluyendo otras actividades que fortalezcan esta actividad y amplíen su demanda.

TRADICIÓN VITIVINÍCOLA DEL SUR DE CANTABRIA

Camesía Bodegas del Alto Ebro es una iniciativa empresarial de la familia Lucio. Ubicada en Polientes (Valderredible), recupera la tradición vitivinícola del sur de Cantabria, a través de un proyecto familiar que complementa la actividad agrícola con el enoturismo y el fomento de la cultura arquitectónica y rupestre del municipio en el que se encuentran los terrenos.

Esta iniciativa comienza en 2007, con un proceso experimental y la adquisición de los primeros terrenos, y en 2012 compran una primera nave y un cultivo de unas 5 hectáreas, que bajo el eslogan ‘Valle del rupestre’ ofrece tempranillo mayormente, aunque también ha empezado a producir crianza.

La bodega cuenta con terrenos en Arenillas de Ebro, Quintanilla de An y Polientes, de las que la mayor parte se destinan al cultivo de la variedad tempranillo de vino tinto, a lo que sumó en 2017, 4.000 hectáreas de uva blanca de las variedades Godello, procedente de la comarca gallega de Valdeorras y Viognier, una variedad natural del Rodano, en Francia.

En 2019 tiene lugar la primera producción limitada de 2.500 botellas de tinto crianza El Hito.

Su objetivo es crear un centro de enoturismo relacionado con la cultura rupestre y arquitectónica de Valderredible para que los turistas, a los que les interese conocer las bodegas, tengan la posibilidad de acceder a diferentes paquetes que incluyan la visita a los enclaves patrimoniales más destacados del municipio y de la comarca.

La tradición vitivinícola de Valderredible se remonta a la Edad Media. Su clima seco, contribuye a que no proliferen plagas en los viñedos, además esta zona dispone de terrenos calcáreos y arenosos, zonas de montaña abandonadas propicios para el cultivo de la vid. El Hito, El Idolo, La Ilda y la Torca son los vinos tintos y blancos que produce y comercializa, hasta el momento, Camesía Bodegas del Alto Ebro.