El Gobierno adelanta tres años la llegada de la alta velocidad a Cantabria con un enlace en Palencia

El Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible ha licitado por 1,8 millones de euros (IVA incluido) la redacción del proyecto para construir el enlace de 3,2 kilómetros, que adelantará en tres años la puesta en servicio de circulaciones de alta velocidad entre Cantabria y el centro del país.

Una posibilidad que el ministro, Óscar Puente, dijo que se estaba estudiando cuando visitó Santander el pasado mes de marzo.

De este modo, se mejorará la capacidad y la fiabilidad, así como el tiempo de viaje con la construcción de esta nueva conexión que supondrá una inversión de unos 65 millones de euros, ha informado este lunes el Ministerio.

El enlace, a ejecutar a través de Adif AV, conectará, a la altura de la localidad palentina de Nogales de Pisuerga, el trazado de la línea de alta velocidad (LAV) en construcción entre Palencia y Alar del Rey, de 78,4 kilómetros, con la actual línea de ferrocarril convencional Palencia-Santander.

De esta forma, permitirá poner en servicio este primer trazado de la alta velocidad -una vez finalice su construcción- y continuar por la línea convencional el trayecto hasta la capital cántabra, mientras concluye la construcción del segundo trazado de la línea entre Alar del Rey y Reinosa, de 51,4 kilómetros, en fase de redacción de proyecto.

NUEVO ENLACE DE 3,2 KM Y DOS VIADUCTOS

La conexión partirá, dibujando una curva, del final del tramo de la línea de alta velocidad Calahorra de Boedo-Alar del Rey, el último de los cinco en construcción.

Tras cruzar entre el enlace de la A-67 y Nogales, discurre en línea recta en un tramo el que se ubicará un intercambiador de ancho (dispositivo que al paso de los trenes adapta su rodadura a los distintos anchos de vía) y se completará con dos viaductos que sortean una llanura (de 432 metros) y el río Pisuerga (de 280 metros).

La actuación incluye el desplazamiento hacia el este de 2,7 kilómetros de la línea convencional Palencia-Santander, para que comparta traza con la nueva conexión y minimice su impacto en el entorno.

Una vez se complete el trazado Alar del Rey-Reinosa y la nueva línea de alta velocidad se encuentre operativa en sus 130 kilómetros entre Palencia y Reinosa, la conexión se mantendrá para reforzar la capacidad y versatilidad de la red y permitir conexiones que combinen convencional y alta velocidad.

DESARROLLO DE LA ALTA VELOCIDAD HASTA CANTABRIA

El Ministerio impulsa la conexión Palencia-Santander con una inversión global de 1.700 millones de euros para promover la movilidad en alta velocidad entre Cantabria y el resto del país.

Así, se avanza en la construcción de los cinco primeros tramos de la LAV, que suman 78,4 kilómetros y que son Palencia-Palencia Norte; Palencia Norte-Amusco; Amusco-Osorno; Osorno-Calahorra de Boedo; y Calahorra de Boedo-Alar del Rey; y en la contratación del proyecto del tramo con el que la infraestructura de alta velocidad llegará a Cantabria, el Alar del Rey-Reinosa, de 51,4 kilómetros.

Además, impulsa actuaciones de incremento de capacidad de la línea convencional que completa la conexión Reinosa a Santander.

Esta actuación contribuye a los ODS 9 (infraestructuras, fiables, sostenibles y de calidad), 7 (sostenibilidad) y 8 (crecimiento económico y generación de empleo. La redacción del proyecto de construcción de plataforma de la Línea de Alta Velocidad Palencia-Alar del Rey podrá ser cofinanciada por el Mecanismo Conectar Europa de la Unión Europea (CEF).