domingo. 27.11.2022

El Servicio Cántabro de Salud (SCS) y el Sindicato Médico han firmado este jueves el acuerdo que pone fin a la huelga de médicos de Atención Primaria iniciada el 7 de noviembre y que recoge varias de las demandas que exigía el colectivo, como la mejora de la seguridad frente a las agresiones, la estabilización de plazas o el límite de las agendas en 35 pacientes.

El gerente del SCS, Rafael Sotoca, y Vicente Alonso en representación del Sindicato Médico, han firmado el acuerdo tras reunirse esta mañana para perfilar los últimos detalles coincidiendo con la vuelta de los profesionales a sus puestos de trabajo, después de diez días de huelga.

Tras varias negociaciones con Sanidad desde que se convocó el paro, finalmente el Sindicato Médico trasladó ayer en asamblea la última propuesta remitida por la Consejería que convenció a los profesionales para poner fin al conflicto. Inicialmente el sindicato iba a aplazar la huelga, para volver al trabajo y comprobar si realmente se aplicaban las medidas acordadas, pero al final se ha optado por desconvocarla.

El principal escollo que quedaba en los últimos días de negociación era el tema de las agendas, ya que los médicos pedían garantías para que sus jornadas no excedieran los 35 pacientes y un protocolo sobre qué hacer y cómo atender al paciente 36 para que no terminara recayendo en su responsabilidad.

En este punto, el acuerdo firmado recoge que "no se forzarán más citas de los 35 pacientes" y que, una vez cubiertas, en caso de exceso de demanda "la Administración sanitaria adoptará las medidas oportunas para garantizar la adecuada asistencia a los pacientes, sin que en ningún caso sea responsabilidad del facultativo cuya agenda ya esté agotada".

Así, la Administración se compromete a comunicar a quienes se ocupan de citar a los pacientes los protocolos necesarios para atender a aquellos que sobrepasen el límite diario. Estos protocolos describirán las medidas para que los pacientes "sean citados en otros días, en agendas de absorción de demanda, o derivados a los servicios de atención urgente si es caso lo requiere".

En cuanto a la estabilización, se ha acordado medidas como convocar una Oferta Pública de Empleo con 76 plazas de personal estatutario fijo de médicos de Atención Primaria antes del 31 de diciembre de este año -y resolverla antes del 31 de diciembre de 2024-, y consolidar en plantilla orgánica 692 plazas que se transformarán de personal eventual a interino.

Además, hay nombramientos eventuales de profesionales de continuidad que se van a estabilizar dentro de la plantilla, y la Administración ha garantizado la adscripción de 74 facultativos como médicos de los Equipos de Atención Primaria (EAP) o Servicios de Urgencia de Atención Primaria (SUAP).

Y entre las mejoras de la seguridad frente a las agresiones, uno de los principales motivos por los que se convocó la huelga, Sanidad está instalando 64 cámaras en centros de salud y hará un seguimiento para saber si es necesario incorporar más para controlar las salas de espera. Además, se incorporarán agentes de seguridad privada en algunos centros en los que se detecte mayor riesgo de agresiones.

Este acuerdo se trasladará mañana a la Mesa Sectorial de Personal de Instituciones Sanitarias, de la que forman parte UGT, CSIF, ATI, CCOO, SATSE y el Sindicato Médico.

Firmado el acuerdo que pone fin a la huelga de médicos de Atención Primaria en Cantabria
Comentarios