Las farmacias de Cantabria realizan una campaña de recogida de alimentos infantiles del 1 al 12 de diciembre

Las farmacias de Cantabria llevarán a cabo una campaña de recogida de alimentos infantiles del 1 al 12 de diciembre. Los productos que se pueden donar en todas las oficinas de farmacia que voluntariamente quieran colaborar son leche infantil, cereales, potitos y productos de higiene, como pañales o toallitas.

Esta acción solidaria del Colegio de Farmacéuticos de Cantabria (COF) y del Banco de Alimentos Infantiles pretende colaborar en la lucha contra la malnutrición infantil, además de ayudar a concienciar sobre la importancia de una adecuada alimentación desde la más temprana infancia.

Concretamente, la campaña hace hincapié en la importancia del desayuno para el correcto desarrollo físico y mental de los más pequeños.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha recibido este miércoles a la presidenta del COF, Rita de la Plaza, y al presidente de la ONG Banco de Alimentos Infantiles, José Antonio Abad, así como a los representantes de los dos almacenes de distribución que colaboran en la campaña, Pablo González, del Centro farmacéutico del Norte-Cenfarte, y Nacho Sánchez, de la Cooperativa Farmacéutica Asturiana-Cofas, como muestra de apoyo a la iniciativa.

De la Plaza ha destacado que, una vez más, la profesión farmacéutica se implica en una propuesta solidaria, en este caso colaborando con el Banco de Alimentos Infantiles. Ha recordado que desde 2015 se han organizado cinco campañas de recogida de alimentos en las farmacias de Cantabria, "que han tenido una excelente acogida por la ciudadanía, y esperamos que ésta también sea un éxito".

Para la presidenta del COF, la farmacia comunitaria, por su cercanía y fácil acceso a la población, es "un lugar ideal" para realizar campañas solidarias y de sensibilización, "y estamos encantados de que el Banco de Alimentos Infantiles vuelva a contar con el Colegio para llevar a cabo esta iniciativa", ha asegurado.

Por su parte, Abad ha explicado que, gracias a esta recogida solidaria de alimentos infantiles, más de 100 familias de Cantabria tendrán biberones, potitos y pañales para más de seis meses.

Comentarios