jueves. 11.08.2022

Seis ertzainas, una voluntaria y una intérprete han partido este jueves por la mañana de Bilbao para viajar a la localidad de Dorohusk, en la frontera polaco-ucraniana, para recoger a 21 niños y mujeres de Ucrania y acogerlos en Euskadi y Cantabria.

Estos agentes voluntarios han cargado en los vehículos material como ropa de abrigo o medicamentos, pañales, productos de higiene, etc, para llevar hasta a Dorohusk, zona cero del éxodo ucraniano, donde descargarán y recoger a estas 21 personas.

Las furgonetas han salido a las a las 8.45 horas en dos furgonetas desde la explanada de San Mamés de la capital vizcaína. El viaje, de 2.800 kilómetros, se realizará en dos etapas. En la primera de ellas, los agentes llegarán hasta la localidad alemana de Paderborn y, al día siguiente, proseguirán el trayecto hasta su destino, el último pueblo de Polonia antes de entrar a Ucrania.

La idea de realizar esta acción humanitaria la tuvo Fernando González, ertzaina jubilado, que, cuando tomaba un café con su hermana, conversaron sobre la situación de Ucrania y coincidieron que había que abordar alguna iniciativa a favor de los ucranianos que estaban sufriendo el conflicto bélico provocado por la invasión rusa. De esa forma, decidieron ir a recoger a algunas familias.

González, afiliado a ErNE, recurrió al sindicato para pedir colaboración, porque ir a Ucrania "es caro", ya que solo el trayecto supone 1.000 euros, entre gasoil y peajes. "El sindicato me dijo: para adelante", ha recordado, en referencia a la decisión de la central sindical de ayudar a organizar y financiar la iniciativa.

Por ello, alquilaron una furgoneta, facilitada por una empresa de Castro Urdiales, en "una colaboración increíble". También, a través de Bizum, amigos y familiares les aportaron dinero. Al final, serán cuatro las furgonetas que se dirigirán a recoger a ucranianos que huyen de su país.

"Y porque no hemos apretado un día más, si no, vamos cinco. Es desbordante la solidaridad de la gente. Ha sido organizado (el viaje) desde lo pequeño, sin instituciones y sin grandes alardes de cosas. Así ha salido y así vamos", ha añadido.

En la ida, llevarán material como ropa de abrigo o medicamentos, pañales, productos de higiene, etc. "Llevamos de todo un poco. Las furgonetas están a reventar", ha manifestado.

Cuando lleguen al destino, descargarán el material, para transportar hasta Euskadi y Cantabria un total de 21 personas. Una amiga ucraniana les hará de intérprete. "La intendencia ha sido rápida. Cuando volvamos, estará aquí una asociación que recogerá a las familias y las distribuirá", ha indicado.

Además, en la frontera ucraniano-polaca hay muchas asociaciones que gestionan a todas las personas que llegan. "Hacer esto es más voluntad que otra cosa, no hace falta pensar mucho, hace falta hacer", ha afirmado.

Seis ertzainas parten hacia Ucrania para recoger a 21 niños y mujeres que acogerán...
Comentarios