domingo 22/5/22

La Consejería de Empleo y Políticas Sociales, a través del Servicio Cántabro de Empleo (EMCAN), ha abierto una nueva convocatoria de subvenciones para aquellos trabajadores que en su día no recibieron la ayuda de 300 euros que otorgó el Gobierno a los trabajadores afectados por Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), con motivo de la pandemia de la covid 19.

La finalidad de esta nueva convocatoria, extraordinaria y única, es que las personas trabajadoras que estuvieron en la situación que originaba el derecho a la ayuda y no la percibieron puedan ahora acceder a ella, en el caso de cumplir los requisitos establecidos, ha explicado el Gobierno en un comunicado.

La ayuda asciende a 300 euros y está dirigida a quienes se vieron afectados por un ERTE de cualquier clase entre el 1 de octubre de 2020 y el 28 de febrero de 2021, durante al menos treinta días (acumulables, no necesariamente consecutivos), por suspensión de contrato de trabajo o por reducción de jornada de trabajo.

Cada persona podrá presentar una única solicitud que deberá ir acompañada de la correspondiente documentación, en modelo oficial que puede descargarse en la página web del EMCAN (www.empleacantabria.es), dirigida a la Dirección del Servicio Cántabro de Empleo a través de cualquiera de los medios establecidos por la norma.

El plazo de presentación de solicitudes es de treinta días hábiles, contados a partir del día siguiente a la publicación del extracto de la convocatoria en el Boletín Oficial de Cantabria.

LOS ERTES COMO ESCUDO SOCIAL

Esta ayuda se enmarca en las medidas extraordinarias de flexibilización de los mecanismos de ajuste temporal de la actividad, que priorizaron el mantenimiento del empleo sobre la extinción de los contratos, para hacer frente al impacto económico y social de la pandemia.

El Gobierno de Cantabria, la organización empresarial CEOE-CEPYME y los sindicatos CCOO y UGT suscribieron un acuerdo el 28 de abril de 2020 que contemplaba el establecimiento de las ayudas para reducir los efectos negativos que las suspensiones y reducciones de jornada temporales de los contratos tuvieron sobre los trabajadores con rentas más bajas.

Así, se establecieron ayudas económicas para compensar esa reducción de ingresos de las que se han beneficiado más de 34.000 personas afectadas por una situación de ERTE, durante el primer estado de alarma.

El 31 de marzo de 2021 se suscribió el II Acuerdo del Diálogo Social en Cantabria COVID-19, que contemplaba un nuevo conjunto de medidas en defensa del empleo organizadas en tres bloques: medidas de apoyo a la contratación; medidas dirigidas a la conciliación; y medidas para el sostenimiento del empleo y la actividad económica.

Dentro de este último bloque se recogía el establecimiento de ayudas dirigidas a apoyar la viabilidad de las empresas y autónomos para reforzar su continuidad y posibilitar el mantenimiento de los puestos de trabajo de sus trabajadores.

Estas ayudas consistieron en una subvención, a tanto alzado, de 300 euros por trabajador por cuenta ajena afectado por ERTE perteneciente a un centro de trabajo ubicado en Cantabria, ya sea por suspensión de contrato o por reducción de jornada de trabajo. De ellas se beneficiaron un total de 9.744 personas.

La nueva convocatoria realizada ahora se produce después de que el Servicio Cántabro de Empleo haya tenido conocimiento de la existencia de trabajadores que, estando en la situación que originaba el derecho a la percepción de la ayuda de 300 euros, no han sido beneficiarias porque su empresa no presentó la correspondiente solicitud. Ante esa situación, se ha arbitrado el mecanismo que permite optar a la ayuda.

Empleo convoca nuevas ayudas de 300 euros para los trabajadores en ERTE que quedaron...
Comentarios