domingo 28/11/21

El número de incidencias coordinadas por el Centro de Atención a Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria este verano han descendido un 20 por ciento en comparación con el mismo periodo del año pasado, por una meteorología "poco propia" de la estación y la "merma" en los requerimientos de asistencias sanitarias.

Según ha informado el 112 en nota de prensa, han bajado casi todos los parámetros, con "datos significativos" en el número de rescates, necesidades médicas o accidentes de tráfico.

La consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández, ha analizado los datos con el equipo del 112 en una visita realizada este martes al centro de atención de emergencias en Cantabria.

Te invitamos a que te descargues nuestra APP, 100% gratuita: para iPhone: https://apps.apple.com/us/app/ifomo-noticias/id1559815168 para Android: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.opennemas.ifomo

Durante el encuentro, la consejera ha felicitado al personal por el "gran trabajo realizado" en una época en la que pese al descenso en la comparativa con 2020, año en el que "se superaron todas las estadísticas", se han atendido una media de 250 incidencias diarias.

La responsable de los servicios de emergencias de la Administración autonómica ha explicado que el descenso en las cifras de gestión de emergencias, que ha pasado de 22.583 a 17.904, se debe principalmente a que en 2020 "se batieron todos los records" de llamadas recibidas e intervenciones coordinadas y a que "nos encontramos ante un verano atípico en lo meteorológico".

"El buen tiempo de la campaña precedente y las ganas de la población de disfrutar de actividades al aire libre, tras los duros meses de confinamiento, dispararon la actividad de la gente y, por tanto, de los servicios de emergencias", ha señalado la consejera.

Por el contrario, ha puntualizado que este verano ha sido "muy inestable" en lo meteorológico, que ha impedido disfrutar de la playa y la montaña, lo que se ha traducido en una menor actividad en estos entornos y en menos desplazamientos, dando como resultado menos accidentes.

Los rescates en montaña, playa, costa y cavidades han pasado de los 344 realizados en 2020, cuando los espacios naturales se llenaron de visitantes, a los 192 de la presente campaña, lo que supone una reducción del 44 por ciento. Mientras, los accidentes de tráfico han descendido un 11 por ciento.

Asimismo, el 112 ha movilizado al equipo del helicóptero medicalizado del Gobierno de Cantabria en 44 ocasiones, frente a las 89 del año pasado, registrando un descenso del 50 por ciento en su actividad. Un total de 24 de estas movilizaciones han sido para realizar rescates en montaña, siete en costa y 11 búsquedas.

Además, los técnicos de Protección Civil del Ejecutivo han trabajado en dos avisos por retrasos de espeleólogos en la salida de cuevas que, finalmente, no requirieron de intervención.

Esta tendencia decreciente presentan también las movilizaciones de los parques de bomberos autonómicos, con un 20 por ciento menos de salidas en relación al pasado año, pasando de 411 a 328.

Fernández ha apuntado como otra de las causas de este descenso en el número de intervenciones y llamadas al 112 el toque de queda por el que se han visto afectados buena parte de los municipios costeros, lo que ha provocado un menor número de incidentes en horario nocturno, con "noches más tranquilas de lo que es habitual" en la serie histórica del Centro de Atención de Emergencias 112.

La consejera también se ha referido al avance en la campaña de vacunación contra la COVID-19, el aprendizaje de la población y la disminución del porcentaje de gente que cursa la enfermedad con consecuencias graves, en relación al número de contagios detectados, respecto de olas anteriores.

Según ha detallado, principalmente estos factores han hecho que los requerimientos sanitarios hayan descendido un 23 por ciento, pasando de los 7.561 del verano de 2020 a los 7.561 de este.

Además, ha destacado la mejora de los medios de emergencia desplegados, como en las playas de la región donde el departamento que dirige ha incrementado hasta los 600.000 euros la partida destinada a subvencionar a los ayuntamientos litorales.

En concreto, ha resaltado que gracias a estas ayudas por primera vez todos los botiquines de los servicios de socorrismo municipales cuentan con equipos desfibriladores.

En último término, la titular de Interior ha agradecido9 el "importante esfuerzo" que realizan continuamente todos los efectivos que actúan en Cantabria, tanto del propio Ejecutivo como de otras administraciones o dependientes de organizaciones sin ánimo de lucro.

Las emergencias coordinadas desde el 112 se redujeron un 20% este verano en Cantabria,...
Comentarios