martes. 05.07.2022

La Diócesis de Santander clausuró ayer la fase diocesana del Sínodo, con 2.424 participantes en 135 grupos parroquiales que en este momento buscan dar una solución de continuidad al trabajo sinodal.

De ellos, 1676 son mujeres y 748 hombres, con un 84,74% de adultos, 6,82% jóvenes y 8,44% niños.

El encuentro festivo programado por la Vicaria de Pastoral para la presentación de las conclusiones de la fase diocesana del Sínodo comenzó con un momento de oración y música.

Además, se hizo balance desde el comienzo del camino sinodal, un camino que, como dijo el delegado de Pastoral del Trabajo y uno de los conductores del acto, Ramón Pacheco, consiste en recordar, porque "hoy no termina nada". Así, durante la tarde todas las intervenciones procuraron dar respuesta a la pregunta que sirvió de lema del encuentro: "¿Y ahora qué?".

Algunos de los participantes han desarrollado este trabajo sinodal en lugares como el penal del Dueso, los centros hospitalarios o con personas con discapacidad.

La Diócesis de Santander clausura el trabajo del Sínodo
Comentarios