martes. 04.10.2022

El curso tendrá 1.654 alumnos menos, más docentes y nuevas aulas de un año y terapéuticas

Habrá 501 rutas escolares y "ninguna familia" pagará más de 5,5 euros diarios por el uso del comedor escolar

El curso escolar empezará en Cantabria el próximo jueves 8 de septiembre en Educación Infantil y Primaria y el día 9 en Secundaria Obligatoria, Bachillerato y Formación Profesional, contará este año con un total de 87.133 alumnos, 1.654 menos que en el anterior (-1,8%), y 8.446 maestros y profesores, que si bien disminuyen en 34 respecto al ejercicio académico previo, suponen un aumento si se descuenta el refuerzo coyuntural por el Covid -que no habrá ahora-, y también por la reducción de ratios y el aumento de docentes en FP.

Y es que después de tres años "muy difíciles" marcados por la pandemia del coronavirus, el 2022-2023 será de "mayor normalidad sanitaria" y se iniciará con el uso obligatorio de la mascarilla en el transporte escolar como única norma vigente.

Por lo demás, destaca por la aplicación de los nuevos currículos derivados de la LOMLOE en Infantil y los cursos impares del resto de etapas, el nuevo Bahillerato general que estrenarán 125 estudiantes en diez de los 48 institutos de la comunidad autónoma, y doce nuevas aulas de un año en centros rurales. Estas últimas arrancarán con 72 de las 98 plazas ofertadas cubiertas, y cuatro de ellas serán exclusivas y el resto mixtas, también con niños de dos años (de las que hay 184 en 127 centros).

Cantabria también tiene preparadas dos aulas de la unidad educativa terapeútica, ambas ubicadas en el CEIP Jesús Cancio de Santander, para alumnado de entre seis y 16 años con problemas de salud mental. Las podrán usar en aquellos momentos en los que la evolución de sus trastornos haga inviable la estancia en centros educativos ordinarios y no estén tampoco hospitalizados, con el objetivo de que puedan continuar su aprendizaje.

Son algunas de las "muchísimas novedades" del nuevo curso escolar que ha presentado este viernes la consejera de Educación y Formación Profesional, Marina Lombó, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañada por miembros de su equipo y en la que ha deseado que los próximos meses se puedan dedicar "en su totalidad" a mejoras en el ámbito educativo y a seguir avanzando en la excelencia educativa.

En su comparecencia ante los medios, la titular del departamento también ha subrayado la reducción de ratios de 25 a 20 en el segundo ciclo de Educación Infantil, con lo que Cantabria se convierte en la primera comunidad autónoma en implantar esta disminución en todo el ciclo de forma simultánea.

Además, se amplía el número de municipios beneficiarios de la gratuidad del transporte educativo, también en las etapas postobligatorias, Bachillerato y FP, aumentan las aulas de Educación Especial en centros ordinarios y habrá un incremento "histórico" de plazas en FP, con 765 de nueva creación.

TRANSPORTE Y COMEDOR ESCOLAR

En relación a servicios complementarios, este curso funcionarán en la región 501 rutas de transporte escolar y 15.517 usuarios previstos, que conllevarán un coste de casi 17,5 millones, a los que hay que añadir 2 millones más del programa de acompañantes, que llevarán 273, atendiendo a la edad o características de los alumnos, y en cualquier caso el 100% de aquellas en que es obligatorio, cuatro más que en el 2021-22. Esa suma supone un gasto de más de 111.000 euros por día lectivo, según ha destacado la consejera.

Mientras, habrá 131 comedores escolares, dos más, en los CEIP Jesús Cancio y Vital Alsar de la capital cántabra, y están previstos 10.200 comensales, de los que 5.500 tendrán derecho a la gratuidad total o parcial del servicio. Este año, debido al aumento del coste de la vida, la Consejería sumirá también el incremento que puedan repercutir las empresas adjudicatarias.

Y antes de que empiece el curso, publicará una resolución para que "ninguna familia" pague más de 5,5 euros diarios por el uso del comedor escolar, que para quienes no tengan ayudas totales o parciales supondrá un precio máximo de 110 euros al mes. Esto significa que la práctica totalidad de los usuarios pagarán lo mismo o menos que el año pasado. Todo ello representará un gasto de al menos 2,9 millones, 100.000 euros más.

Por su parte, el Banco de Recursos -de libros y otros materiales curriculares- contará en este nuevo ejercicio académico con unos 2,8 millones de Educación, para aportar a los centros públicos y los concertados que lo solicitan 100 euros por cada alumno de primero y segundo de primaria y 30 por el resto, salvo en FP básica, donde se otorgan 50 euros por estudiante y otras excepciones. Esa cantidad que se ve complementada con aportaciones municipales (hay 29 ayuntamientos con convenios de colaboración).

El curso tendrá 1.654 alumnos menos, más docentes y nuevas aulas de un año y terapéuticas
Comentarios