miércoles. 05.10.2022

El coordinador de Ciudadanos (Cs) Cantabria, Félix Álvarez, ha pedido al Gobierno de Cantabria que "deje de lanzar globos sonda, tome decisiones claras y no maree más a la hostelería", porque el sector "no aguanta más".

En nota de prensa, Álvarez señala que es un "auténtico despropósito" escuchar al Ejecutivo regional (PRC-PSOE) "decir una cosa, la contraria y la opuesta en el mismo día".

A su juicio, el presidente Miguel Ángel Revilla y el PRC "van por un camino" y el vicepresidente Pablo Zuloaga y el PSOE "por otro", mientras "los que pagan las consecuencias de este despropósito" son los empresarios y autónomos "que sólo quieren trabajar".

Te invitamos a que te descargues nuestra APP, 100% gratuita: para iPhone: https://apps.apple.com/us/app/ifomo-noticias/id1559815168 para Android: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.opennemas.ifomo

"Ahora se mantienen cerrados los interiores, ahora no, ahora se quiere implantar un semáforo de riesgo y mañana no sabemos lo que planteará el Ejecutivo", ha criticado.

Según Álvarez, en Cantabria "ya nadie sabe a qué atenerse", y mientras tanto los negocios, sobre todo la hostelería, que lleva con los interiores cerrados tres semanas y ve que "aun así no termina de doblegarse la curva", no pueden "esperar más".

"Están absolutamente asfixiados y encima se les ha acusado de ser los responsables del aumento de contagios", ha lamentado Álvarez, para quien "ha quedado claro, tal y como señalan los datos, que esto no es cierto".

Para el coordinador de Cs, con el cierre de la hostelería "lo que se ha conseguido es trasladar las reuniones sociales a domicilios y otros lugares donde no existe ningún tipo de control y donde la gente guarda menos las medidas anti covid".

"Estos locales han sufrido un señalamiento por parte del Gobierno de Cantabria que es intolerable", ha criticado Álvarez, quien considera que "un ejemplo de la persecución padecida es la filtración a la prensa de informes sobre contagios en ciertos locales hosteleros que se habían producido meses atrás y que, para más inri, representaban un porcentaje ínfimo del total de contagios".

"Se trata de unas filtraciones que se produjeron, casualmente, tras las protestas que recibió Revilla por parte de un grupo de hosteleros cuando se fue a poner la primera dosis de la vacuna", ha sostenido, algo que se suma al hecho de que "siguen sin llegar las ayudas, y las que llegan son ridículas".

"Hace un mes y medio que se aprobó en el Congreso de los Diputados el plan de ayudas directas a los sectores más afectados, entre ellos la hostelería, y esas ayudas que ayudarían a superar las deudas y las pérdidas acumuladas durante todos los meses de pandemia siguen en el limbo", ha concluido.

Cs pide al Gobierno de Cantabria que "tome decisiones claras y no maree más a la...
Comentarios