domingo 22/5/22

La Consejería de Sanidad de Cantabria no tiene previsto, "en principio", aplicar más restricciones frente a la pandemia, ya que apuesta por "normalizar" los contagios y que la responsabilidad recaiga a título individual, si bien estará pendiente de la evolución de la situación y de las decisiones que vayan tomando los técnicos.

Así, de cara a la retirada de las mascarillas, que desde este miércoles ya no serán obligatorias tampoco en interiores, la comunidad actuará según el decreto que se redacte a nivel nacional, y a partir de él verá si el Gobierno regional tiene que añadir cuestiones adicionales.

Así lo ha dicho el consejero de Sanidad, Raúl Pesquera, a preguntas de la prensa sobre si Cantabria adoptará algún tipo de medida adicional sobre el uso de la mascarilla en edificios, por ejemplo, del Gobierno autonómico.

"Esto es una decisión que ya está tomada, lógicamente tenemos que ver en qué condiciones se redacta el decreto que se haga desde Madrid y a partir de ahí ver qué cosas suplementarias tendremos que aportar desde las distintas consejerías", ha respondido el titular de Sanidad, que ha hecho estas declaraciones tras reunirse con la presidenta del Colegio de Farmacéuticos, Rita de la Plaza, quien ha indicado que en las farmacias seguirá siendo obligatorio el uso de la mascarilla por ser establecimientos sanitarios.

"También apelamos a la responsabilidad individual, pero en las farmacias tanto el farmacéutico como los usuarios tienen que llevarla", ha aclarado De la Plaza, que ha mantenido hoy este encuentro el consejero como primera toma de contacto tras haber tomado posesión al frente de Sanidad el mes pasado.

A juicio de Pesquera, ha sido "un acierto" retirar las mascarillas después de Semana Santa para "no vincular" el aumento de contagios que se prevé por ambos factores. De hecho, "estamos entrando" en una onda que ya estaba prevista por los días festivos, y en la última jornada se ha duplicado el número de nuevos casos Covid entre mayores de 60 años, hasta los 163. "Sabíamos que se iba a mover la gente y que iba a haber un incremento, un pico", ha explicado Pesquera.

Sin embargo, el titular de Sanidad no prevé restricciones para compensar la retirada de la mascarilla, sino trasladar "un mensaje de normalización de la situación, con independencia de la situación en la que nos encontremos en forma de pico o no". No obstante, "si hay que tomar algún otro tipo de medida en función de la decisión de los técnicos y de la situación en la que nos encontremos, tendremos que intervenir".

En paralelo, se está intentando trasladar "una responsabilidad más en el ámbito individual", donde aquellas personas que tengan "miedo", que estén enfermas o con síntomas sigan llevando la mascarilla, como "ya se venía haciendo en muchos lugares".

En resumen, "tenemos que seguir haciendo lo que dicen los técnicos: según las recomendaciones, ir adaptando las medidas", y a la par "tenemos que ir normalizando esto" y "dar ese paso de trasladar esa responsabilidad a la ciudadanía", una vez que ya ha "cambiado el paradigma" y los datos se focalizan fundamentalmente en la población vulnerable.

No obstante, el titular de Sanidad es consciente de que no es posible hacer previsiones con el virus --tras la última onda de ómicron con un número de casos "inesperado" y tasas de incidencia de hasta 3.000 casos por 100.000 habitantes-- y recuerda que desde su departamento son "siempre cautelosos" y siguen monitorizando tanto a los pacientes que llegan a los hospitales por síntomas Covid como a los que ingresan por otros motivos y se les detecta el virus de forma accidental.

"Estamos tomando todas las precauciones para hacer el seguimiento de estos pacientes y ver cómo va a ir la onda y mantendremos los mismos criterios que hasta ahora, que en Cantabria nos han venido bastante bien", ha dicho, opinando que "tenemos que sacar pecho" por ser la comunidad con mejores datos en la mortalidad por el virus, habiendo registrado un solo periodo de sobremortalidad en toda la pandemia.

HEPATITIS INFANTIL RARA

Por otro lado, cuestionado por la alerta generada en torno a los casos de hepatitis aguda de origen desconocido en niños, el consejero de Sanidad ha indicado que Cantabria está "alerta" desde la Dirección General de Salud Pública y el Servicio de Digestivo, y por ahora no se ha notificado ningún caso.

El Ministerio de Sanidad pidió la semana pasada a las comunidades autónomas y a las sociedades científicas de Pediatría y gerencias de hospitales realizar una búsqueda activa de posibles casos de esta patología, de la que ya se han confirmado tres casos en España, procedentes de Madrid, Aragón y Castilla-La Mancha.

Sanidad apuesta por "normalizar" la pandemia y "en principio" no contempla más...
Comentarios